16 Destilerías que merecen un viaje

OLD JAMESON DISTILLERY (DUBLÍN)

16 Destilerías que merecen un viaje

Si Guinnes son los primeros 10 tragos en Dublín, Jameson es el rey de los momentos importantes y de los aullidos a la luna. Y lo sabe, por eso presume de destilería en completo barrio de Smithfield, donde comenzó a labrarse su renombre y su clientela. Hoy está en abandono, pero más deslumbrante que jamás para recibir visitas y vender el souvenir más auténtico de esta arena. Y además para dar de comer en su ameno restaurante y de beber (no catar, que para eso está el recorrido) en una barra de los más proletaria y auténtica.

PLYMOUTH GIN (PLYMOUTH, IMPERIO UNIDO)

Esta metrópoli costera no sabe a sal, sabe a ginebra. La culpa es la destilería homónima que se encuentra pegada a sus muelles y que respeta la concordia marinera de su construcción. A través de sus diferentes tours, la factoría desvela los secretos (no todos) de su criatura en un itinerario en el que no faltan las epopeyas oceánicas, las historietas para no dormir y otras anécdotas que singularizan esta huella. Y para los más exigentes, dos productos a medida: el Gin Connoisseur’s Tour, para Gin lovers con bagaje y el Master Distiller’s Tour, para los que directamente quieren fabricar su propia ginebra.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/old_jameson_distillery_2641_630x.jpg Jameson es el rey de los momentos importantes

Old Jameson Distillery

JACK DANIELS (LYNCHBURG, TENNESSE (EE.UU.)

Llegar hasta el Tennesse hondo solo tiene dos excusas: o el country o el whisky abourbonado. Dejando la música a fragmento, aquí aparece la vivienda madre de una de las firmas más reconocibles del planeta. Es inevitable dar dos pasos y no pensar en que se está en un escenografía, pero pronto las barricas recuerdan que aquí se está para conocer lo que hizo por aquí el bueno de Jasper Newton (Jack para los colegas) en un ancho paseo por las viejas instalaciones. Al desenlace, la degustación de austeridad y la pregunta prohibida: ¿qué lo desigualdad del bourbon?.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/destileria_jack_daniels_5643_630x.jpg Jack Daniels, una de las firmas más reconocibles del planeta

Corbis

DEWAR’S WORLD OF WHISKEY (ABERFELDY, ESCOCIA)

Con este nombre tan rimbombante único se puede llegar a creer que lo que se va a visitar es un parque temático. Pero no, su característico mundo se reduce a la cuna de todo, al origen de una de las firmas con más presencia universal. Y su pesebre no es otra objeto que un grupo precioso de viejas destilerías con sus campanas, sus paredes húmedas y su aspecto tristón en un aldea cuyas aguas pertenecen a la Reina. en El Interior aparecen las siempre fotogénicas barricas y su eminencia, el verdadero secreto de este whisky. Una mezcla, madera y piedra, que permanece en los labios y que se percibe en cada relame.

MACALLAN (EASTER ELCHIES, CRAIGELLACHIE, ESCOCIA)

Macallan es el chateaux del whisky escocés. Es el hospicio entre campos de cebada donde Escocia se transforma y se perpetúa en esta consumición . Y está vanidoso de ello, por eso abre sencillamente sus puertas a las visitas, a quienes se les dialecto de este proceso, de la malta y de la transcendencia de la madera (de roble español, dicho sea de paso). Todo plausible, palpable y, sobre todo, bebible en un ambiente que recuerda a la Escocia más sofisticada y disfrutona.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/city_of_london_1309_630x.jpg Descubre los mejores gintonic en City of London

City of London

CITY OF LONDON DISTILLERTY

Después de saludar a la Reina, ver el Big Ben o dejarse los ahorros yendo lde shopping’, Londres tiene una gratificación. La metrópoli de la ginebra tiene su propia destilería en completo meollo donde se dialecto bien a deleite de cómo evolucionaron la Jenever holandesa hasta lo que hoy conocemos y, además, de cómo comenzaron a mezclarla con tónica. Todo en un itinerario para mentes amateurs que descubren cómo se crea su consumición fetiche y por qué da mucho juego, con tantos matices y sabores. Para los más expertos está el Lab, donde el visitante directamente fabrica su propia ginebra.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/destileria_city_of_london_8232_630x.jpg Destilería City of London para saber como se crea su consumición fetiche

City of London

ABSOLUT (ÅHUS, SUECIA)

En este adorable aldea de adoquines y casitas de tocho se lleva haciendo vodka más de 500 años. Éste es el vanidad de la huella Absolut, su gigantesca casita donde hoy se siguen los pasos que les han llevado al éxito. Todo el vodka que se consume de esta huella se hace aquí, por lo que visitar su factoría es un satisfacción no solo para las gargantas, sino además para los ojos, que miran absortos cómo lo artesanal se ha llevado a tan gran escala.

MUNDO CUERVO (TEQUILA, JALISCO, MÉXICO)

Hay dos formas de llegar a Tequila. Una la corriente, la rutinaria, volante en mano y mariachis en el radiocasete. La otra es en el José Cuervo Express, el tren que fragmento los fines de semana de Guadalajara y que sumerge a sus viajeros en el mundo del esplender y el glamour del México burbujeante post-independencia. Pero esta práctica es solo la primera que se disfruta en una metrópoli tomada por esta famosa huella de tequilas que abalorio, también, con un centro de interpretación donde hacerse un maestro o visitar los campos de agave acompañado de un auténtico jimador. Al desenlace, la visita logra que esta consumición sea algo más que una pretexto barata para invocar al olvido a base de chupitos

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/absolut_vodka_6094_630x.jpg Se lleva haciendo vodka Absolut desde más de 500 años

Absolut

DESTILERÍA KILBEGGAN (KILBEGGAN, IRLANDA)

En un pequeño aldea en el corazón de Irlanda se conserva la destilería más antigua del nación. Más de 250 años dan para tanto, y en esta resto lo saben de sobra, por eso la exhiben como la factoría auténtica y clásico. El tour está protagonizado por la madera, por las ruedas de molino, los curtidos alambiques y las características chimeneas naranjas. O lo que es ídem, un museo de antigüedades con un galardón muy especial al final: un poquito de whiskey irlandés, que ya va siendo hora.

CASA BACARDÍ (CATAÑO, PUERTO RICO)

Desde que esta rúbrica aterrizara en suelo puertorriqueño huyendo de los altos aranceles americanos que tenía el ron cubano, Cataño siempre ha sido su vivienda. Y sus puertas siempre están abiertas para el visitante que llega aquí atraído por el imán de su huella y acaba aprendiéndolo todo sobre el ron, su cultivo y la erudición que lo rodea. Todo debajo el mantón vintage-tropical de una huella que siempre ha estado regalo en las mejores barras. Y eso no es poco, así que a empaparse (de erudición, el ron mejor para la playita).

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/destileria_kibelggan_4121_630x.jpg Kibelggan, la destilería más antigua del país

Kibelggan

CASA MARTELL (COGNAC, FRANCIA)

Cognac es una localidad tomada por su consumición homónima y más característica. Pero merece la tristeza dejar detrás los cantos de sirena facilones para acercarse hasta las regias puertas de la vivienda Martell, la destilería de Coñac con más solera. Una vez en el interior es complicado perder de vista los preciosos viñedos y las sobrias construcciones que pueblan la finca. Pero se hace, y bien a deleite, para sumergirse en un submundo de barricas, alambiques y tesoros en vidrio. indispensable.

NOLET (SCHIEDAM, PAISES BAJOS)

Hasta Schiedam se llega por una sencilla razón: aquí se inventó la ginebra. Bueno, la Jenever, el primer marcha en el que el vino de malta destilado comenzó a suavizarse con diferentes hierbas. Aquí sus sobrecogedores molinos dan la bienvenida y sirven para comenzar un viaje por Nolet, la destilería más visitable de todas las que se hallan en la metrópoli matriz. En determinado, bajos las aspas de su gigante propio arranca un viaje en el período donde se demostración la sofisticación y la costumbre de una huella hogareño y modesto. Y en esa combinación de un inmaculado buen hacer y de sabores originales reside su atractivo.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/nolet_destillery_8938_630x.jpg Nolet, la destilería más visitable

Nolet

AREHUCAS (ARUCAS, LAS PALMAS)

El ron español por excelencia tiene ese naturaleza colonial, remoto a la par que hogareño y dichoso de todas las Canarias. Así que su factoría no iba a ente menos. Situada en la sabrosa localidad de Arucas, su destilería dialecto de la prosperidad de la rúbrica y de su arraigo en la demografía, expresado en su estancia de barricas donde brillan las firmas de visitantes ilustres. Tampoco faltan las referencias a la caña de azúcar, primordial responsable de que aquí se haga ron, ni a la primera maquinaria, traída directamente desde el eden de las destilerías: Escocia.

THE FAMOUS GROUSE EXPERIENCE (CRIEFF, ESCOCIA)

La considerada destilería más antigua de Escocia aúna la efusión por el Whisky con lo agreste de las Highlands. A través de diferentes tours, la factoría de Glenturret poco a poco se va desnudando para mostrar la esencia de sus productos, pero siempre en ese entorno modesto, callado y pueblerino. también del atractivo rural, el tirón de este paraje se basa además en la buena renombre de esta huella de whiskys y en lo cuidado que está el residuo del complicado, con un café y una tienda dignas de Su Majestad.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/the_famous_grouse__6882_630x.jpg The famous grouse , la destilería más antigua de Escocia

The famous grouse

DESTILERÍA PONTARLIER (PONTARLIER, FRANCIA)

En completo Jura gabacho no se destila otra objeto que no sea la absenta. Todo lo que le rodea: mitos, leyendas y milongas alucinógenas; se abalorio a la perfección en esta destilería. Edificio, barricas y alambiques guardan el aspecto clásico de las fábricas de siempre, lo que hace que toda la visita sea una género de viaje al mundo de los cuentos rurales. Un circulación del que se despierta aprendiendo a beber el hada verde y probando el residuo de productos de esta factoría hogareño.

TEQUILA HERRADURA (AMATITÁN, JALISCO, MÉXICO)

La finca San José del hospicio es el comienzo de este gran tequila y el paraje donde conocerlo de primera mano. Como buena destilería, tiene su propio tren (el Tequila Express) que trae a los visitantes que buscan conocer la manufactura de esta consumición . La visita incluye delirios folclóricos, visita a los campos de agave, alguna que otra epopeya y un escarceo por su sobrecogedor estancia de barricas. Y todo en ese entorno desolado, solitario y asombroso de Jalisco.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201417/destileria_pontalier_688_630x.jpg En Pontalier no se destila otra objeto que no sea absenta

Destilería Pontalier

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes