16 planes de verano que sólo puedes hacer en Nueva York

Richard Sherman se quedaba en Nueva York en el verano porque tenía a La Tentación (Rubia) viviendo arriba. Nosotros no tenemos de vecina a Marilyn Monroe, pero los planes irresistibles y exclusivos no faltan.

16 planes de verano que sólo puedes hacer en Nueva York

1. VESTIRSE DE SIRENA O TRITÓN EN EL MERMAID PARADE

Así se da la bienvenida al verano en Nueva York: vistiéndose de una Ariel casera o de una Úrsula vintage y paseando sin remilgos por Coney Island hasta llegar al océano. El desfile celebra su 31ª publicación y ha tenido como reyes y reinas a Lou Reed y Laurie Anderson o a Moby y Queen Latifah. Éste año serán Dante y Chiara De Blasio, los hijos del alcalde. Es el gran evento del año en el barrio playero de Brooklyn célebre por su parque de atracciones de los años 20 y los perritos calientes del Nathan’s. El instante en el que perder la humillación reivindicando la mitología y la diversión.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/mermaid_parade_8483_630x.jpg Mermaid Parade

Corbis

2. REVIVIR LOS AÑOS 20 EN UNA ISLA

El Jazz Age Lawn Party de Governor’s Island es el mayor evento retro y vintage de Nueva York. Una gran jarana en la isla que permanece cerrada para visitantes en los meses de frío, en la que todo el mundo debe ir vestido con en los locos años 20. Hay conciertos, concursos de charleston, de tartas, gramófonos en los que suena jazz constantemente, espectáculo de coches antiguos, desfilesh Y, por supuesto, menús de almuerzo y cócteles, creados por el chef Jimmy Carbone, inspirados en aquella fascinante y peligrosa década.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201328/nueva_york_de_fiesta_con_jay_gatsby_en_governors_island_71_630x.jpg Juegos inocentes en el Jazz Age Lawn Party

Michael Arenella and his Dreamland Orchesta

3. ESCUCHAR LA FILARMÓNICA DE NY EN CéNTRICO PARK. Y GRATUITO.

¿Qué te gusta más que sea gratuito o que sea al viento voluntario? Cuando el bochorno cae en la metrópoli y refrescados por los árboles del céntrico Park o por los de Prospect Park (Brooklyn), la Orquesta Filarmónica da un concierto al que acude todo neoyorquino de nacimiento y adopción que se precie. Lo hacen durante los meses de julio y agosto y van cambiando de parques.

4. VER EL FULGOR EN BRYANT PARK

O Cayo largo, o El síntoma del Zorro, o Karate Kid. Todos los lunes de verano, la grandioso pantalla que instalan en único de los extremos del parque más hermoso de Midtown se enciende para proyectar una película al crepúsculo entre rascacielos y la pequeña tranquilidad que da la explanada verde de Bryant Park. Hay que ir a coger lugar prematuro, con una toalla o manta sobre la que sentarse y algo de almuerzo y consumición .

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/bryant_park_8502_630x.jpg Bryant Park

Corbis

5. VER LA GRAN FRAUDE AMERICANA EN EL RÍO HUDSON

Los miércoles es el día del cine en el río del Oeste, el que separa Manhattan de Nueva Jersey. Películas más familiares de debut nuevo (Iron Man 3, Capitán Phillipsh), al fresco.

6. VER SHARKNADO CON VISTAS AL PUENTE DE BROOKLYN

Los jueves los cinéfilos se van al otro costado, al parque del puente de Brooklyn. Con vistas a Manhattan se puede ver Sharknado o Los pájaros o Bettlejuice. Películas más clásicas para un público más hipster. Pero el mismo plan: manta y picnic.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/cine_a_la_orilla_del_rio_hudson_8915_630x.jpg Cine a la orilla del Río Hudson

Hudson River Park

7. PILATES AL CREPúSCULO VIENDO MANHATTAN

El parque del Puente de Brooklyn (Brooklyn Bridge Park) acaba de abrir los últimos muelles que quedaban y cada vez le hace más competencia a céntrico Park como área de ocio, ejercicio y paseo. Las clases de pilates cuando el sol se esconde atrás de Manhattan es una de ellas. Así SÍ se hace ejercicio. además a zumba, croosfit, yogah

8. SHAKESPEARE GRATUITO EN EL PARQUE

Un tradicional de los veranos neoyorquinos: todas las tardes, de junio a agosto, una labor de Shakespeare en céntrico Park. Este año la acompañamiento Delacorte representa tanto sonido y pocas nueces hasta mediados de julio y después El rey Lear. erudición gratuito y al viento voluntario es un gran sí.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/public_theater_7256_630x.jpg Shakespeare gratuito y en el parque

Public Theater

9. PICNIC Y CINE EN CéNTRICO PARK

De todos los cines al viento voluntario de la metrópoli, es el más vasto. Este año, el céntrico Park Film festejo también celebra la metrópoli con películas rodadas en la metrópoli como Los Tenenbaum, La ventana indiscreta o Cazafantasmas. Y ahora que el picnic está tan de moda, es el paraje para un cena perfecta.

10. BAÑARSE EN UNA PISCINA ‘HIPSTER’

Las piscinas en rooftops no son tan difíciles de encontrar en Nueva York. Piscinas en rooftops a las que se pueda entrar, sin pagar una habitación de hotel a valor del viaje lleno, sí lo son. Por eso este chapuzón de agua salada que ofrece el McCarren Hotel en Williamsburg desde 45$ el día (275$ con tumbona para dos) es un eden. Los tickets se ponen a la venta 24 horas antes desde su web.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/piscina_del_hotel_mccarren_36_630x.jpg Piscina del Hotel McCarren

Hotel McCarren

11. VER ARTE, TOMAR UN CÓCTEL Y TOCAR EL CIELO

Todo es dable a la vez en el Roof Garden Café y Martini club del Museo Metropolitan, en su rooftop sobre el céntrico Park y la Quinta Avenida que sólo abre en los meses de primavera y verano y cuando no llueve. Dan Graham es el artista de la instalación de este año: un gran espejo ondulado que refleja el parque y la metrópoli, acercando el skyline a la terraza y al que lo mira.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/roof_garden_cafe_del_met_8589_630x.jpg Roof Garden Café del MET

MET

12. ACAMPAR EN UN APARTAMENTO 55

El artista Thomas Stevenson organiza estas acampadas urbanas en rooftops por la metrópoli. Él pone las tiendas, el servicio, y tú sólo debes llevar lo que necesites para dormir (saco, colchón, almohadas), almuerzo para la cena en categoría y ganas de conversación. Y, eso sí, olvidarte de portátil, ordenadoresh Lo uno eléctrico por allí esa noche es la (falsa) fogata y las luces de la metrópoli que te rodearán.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/bivouac_new_york_2619_630x.jpg Acampando en los ‘rooftops’ de la ciudad

Bivouac New York

13. CINE EN LAS ALTURAS

La organización Rooftop Films lleva 15 años montando pases de películas por las azoteas de Nueva York, en todos los barrios, gratuito o de desembolso, con y sin jarana. A muchos de los pases acuden el director o fragmento del conjunto de la película a presentar y hablar con el público, después hay concierto y cervezas y cócteles patrocinados por alguna huella. La programación de este año incluye dos películas españolas: 10.000Km y La vivienda Emak Bakia. Cine por todo lo alto-

14. IT’S POOL PARTY TIME!

Piscina + rooftop + jarana. Es el plan más divertido y fresco de la metrópoli y sólo hay un sitio: Le Bain, el club-piscina-ático del hotel Standard. Vistas espectaculares sobre la metrópoli y el río Hudson, música, pista de baile, chapuzón, crêpes y mucha pose, eso además. La realidad es que no es sencillo entrar, o porque siempre está muy colmado o por eventos, pero cuando lo consigues, sientes eso de lesto sólo pasa en Nueva Yorkr.

15. CONCIERTOS POR LAS NUBES

Con la misma noción que Rooftop Films, Subway Sets organiza conciertos por las azoteas de la metrópoli, saca a los músicos del metro de Nueva York y los sube hasta el ulterior apartamento de edificios y localizaciones de los que sólo te puedes enterar siguiendo atentamente su web o su Twitter.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/subway_sets_391_630x.jpg Robert Leslie en único de los conciertos en los tejados de Manhattan

©Dustin Tolman

16. VER EL MANHATTANHENGE

Esto sí, sólo ocurre en Nueva York. Lo demás podrá copiarse en el residuo del mundo, se habrá imitado ya, de acto, en muchos casos, pero el Manhattanhenge por tanto que lo intenten no lo lograrán ni en ciudades de lo falso como Dubái. Sólo ocurre dos veces al año, generalmente, entre mayo y julio y consiste en que la puesta de sol está perfectamente alineada con las calles de Manhattan. De manera que si estuvieras en Brooklyn podrías ver el sol esconderse al otro costado de la isla. Lo mejor es verlo desde las calles más grandes y despejadas de la metrópoli la 14, la 23, la 34, a 42 o la 57 y llegar con período para ver toda la puesta. El 29 de mayo fue el primero de 2014, el posterior Manhattanhenge será el 12 de julio a las 8.25 de la tarde.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201425/manhattanhenge_6595_630x.jpg Manhattanhenge

Corbis

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes