Críticas contra Michelle Obama en China por comer en un restaurante tibetano

La primera señora estadounidense, Michelle Obama, ha almorzado este miércoles en un restaurante tibetano en la provincia china de Sichuan, lo que ha provocado rumores sobre la «intencionalidad política» en las activas redes sociales del nación.

Michelle, sus dos hijas y su madre han visitado la metrópoli de Chengdu como fragmento de un viaje de una semana por China, donde ha convenio de promover la formación y reforzar los lazos culturales. China ha criticado a la vivienda Blanca por su apoyo al exiliado líder tibetano Dalai Lama, acusado por Pekín de ente un «lobo con piel de cordero» separatista. Un elevado funcionario del Gobierno de Estados Unidos que acompaña a Obama ha asegurado que la primera señora sencillamente quería conocer a los tibetanos en Chengdu. «Los tibetanos son una minoría fundamental y hay una considerable comunidad tibetana en Sichuan», afirmó el término de semana pasado.

El restaurante fue escogido debido al inclinación de la primera señora en los derechos de las minorías en China, ha explicado un miembro del conjunto de Obama.

«Es un mensaje encubierto»

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes