Despega el viaje corporativo

El consumo en business crecerá el 7% en 2014. Y el 8,6% en 2015, a nivel total. Mientras, en España lo hará un 4% y un 5%, respectivamente, según previsión de Carlson Wagonlit Travel (CWT) y GBTA. El análisis detalla las previsiones de precios y destaca que en España el consumo en viajes de negocios será del 5%.A nivel universal, la petición proveniente de países emergentes como China, India y Brasil, junto con la progreso del desarrollo de las economías emergentes y los desarrollos limitados en materia de provisión de viajes, darán como derivación una creciente presión en las tarifas, en especial en mercados con una alta petición.

Los gestores de viajes se están preparando para ello y, según GBTA esperan que la mayor elevación se produzca en las tarifas aéreas debido a la consolidación existente en grandes mercados.

Los gestores de viajes, según el análisis, “esperan que el año que viene los precios se incrementen en todas las categorías de viajes; tarifas aéreas, hoteleras y de arrendamiento de coches incluidas”, afirma el vicepresidente de Investigación de la GBTA Foundation, Joseph Bates. “Dentro de los riesgos que se contemplan en el informe y que pueden tener una influencia negativa en la petición de viajes y en los precios están la conflicto ucraniana, el disminución de la inflación en Europa, la incipiente adeudo en China y los cambios en el valor del petróleo”, según Bates, que aconseja a los gestores de viajes “que prevean un plan de contingencia para hacer frente a estos riesgos”.

En el aéreo, con una creciente petición, estructuras de precio favorables y una cabida que aumenta de manera muy lenta, se espera que el valor de las tarifas aéreas suba gradualmente en 2015 pudiendo llegar a incrementarse un 2,2%, si bien las compañías de lbajo coste’ limitarán el recargo de los precios en algunas regiones. Latinoamérica será la territorio en la que se produzcan mayores incrementos de los precios, alcanzando un 3,5%, mientras que los aumentos en Europa serán tanto más modestos. Se espera un incremento del tráfico de las compañías low cost, que derivará en una descenso de precios en Asia-Pacífico. En Norteamérica, los precios se verán influenciados por la consolidación aérea y descensos de cabida.

Los hoteleros estarán en una situación muy propicio para negociar en 2015 debido, en fragmento, a una petición más fornido y a un mayor inclinación por fragmento de los inversores, y costes de capital favorables.

Este panorama puede derivar en un incremento de la presión en materia de tarifas negociadas para los gestores de viajes y responsables de compras. De forma total, se espera que los precios lleguen a crecer hasta un 2,6%. El recargo de precios será liderado por Latinoamérica, con un incremento previsto del 6,3% en lo que a tarifas gestionadas se refiere. El valor de los hoteles en Norteamérica y Asia-Pacífico experimentará un desarrollo discreto, mientras las tarifas en Europa crecerán de forma más lenta que el promedio total en 2015.

En disparidad con el aéreo y los hoteles, el transporte terrestre abalorio con una proposición muy amplia. La consolidación sectorial y la fornido competencia harán que los precios se mantengan estables durante todo el 2015, según el análisis.

El proceder será muy similitud en todas las regiones excepto en Latinoamérica, en donde se espera un recargo discreto de los precios de en torno a un 2% en 2015 debido a la alta petición de viajes en la territorio.

Que le sea provechoso. Ese es nuestro mayor inclinación.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes