El cometa de Rosetta se despierta

El pasado 20 de enero, la sonda Rosetta de la ESA despertó del manera de hibernación en el que había permanecido 31 meses para empezar a prepararse para el parte desenlace de su viaje de 10 años hacia el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Una vez allí, la cometido será la primera en ponerse en órbita y aterrizar sobre este cosa celeste. Ahora, al idéntico que el satélite, esta roca helada además está saliendo de su característico hibernación.

Durante los últimos meses el cometa había permanecido escondido tras el Sol, desde el calceta de vista de la arena, pero a finales de febrero el telescopio VLT del mirador Europeo Austral (ESO) en Chile pudo retomar las observaciones. El cometa había sido visto por última vez el 5 de octubre de 2013.

Estas imágenes fueron tomadas el día 27 de febrero por la noche, hora local (10.30 del 28 de febrero, hora peninsular). La representación de la izquierda es el derivación de la superposición de una sucesión de fotografías centradas en el cometa, por lo que las estrellas de fondo aparecen como estelas de luz. El cometa se puede ver como un pequeño calceta ecuánime por encima de una de las estrellas (en el centro del círculo). En la representación de la derecha se han suprimido las trazas de las estrellas.

Según inoforma la ESA, el mirador Europeo Austral está ayudando a la empresa europea a monitorizar desde arena este cometa de cuatro kilómetros de calibre, lo que permitirá ajustar la trayectoria de Rosetta y evaluar su despliegue antes de la llegada de la sonda el cercano mes de agosto.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes