El cometa Ison puede reaparecer como una chubasco de meteoros

Un conjunto de astrónomos ha señalado que a lo largo de esta semana habrá una nueva ocasión para comprobar si el cometa Ison ha sobrevivido o si ha sucumbido decididamente al bochorno del Sol. Según han apuntado, la roca debería pasar cruzando el mapa orbital de la arena y será de sencillo indicación para los telescopios. La posibilidad es que ‘llegue’ como una ligero chubasco de meteoros.

Así, han asegurado que a lo largo de los próximos días estarán observando el cielo para poder captar “cualesquiera que sean” los posibles restos dejados por Ison.

A pesar de este optimismo, la NASA ya dio por muerto, el pasado 11 de diciembre, al cometa de forma oficial después de que, el pasado 28 de noviembre tuviera su confluencia más cercano al Sol. Según explicó la empresa espacial, los datos recogidos de dicho evento detectaron una derrota de masa de la roca antes de llegar al perihelio (el calceta más próximo en la órbita de un cuerpo al Sol), lo que determina que no ha sobrevivido.

“El dimensión del núcleo de Ison podría ente como unos cinco o seis campos de fútbol. Este pequeño dimensión estaba próximo del frontera de lo vasto que Ison necesitaba ente para sobrevivir a su viaje cernaía del Sol”, destacó único de los expertos que llevó a cuerda este labor, Alfred McEwen.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes