El fenómeno Globalia

Globalia va aire en popa. El categoría creado por Juan José Pepe Hidalgo es, desde hace años e indiscutiblemente, el mayor categoría del Turismo español. detrás han quedado las veleidades de Iberia por controlar la turoperación (Viva Tours). O las sonadas quiebras de dos grandes grupos competidores.Primero el de Marsans, apoyado en sus anclajes políticos y con una gran apuesta por el aéreo que le llevaría a la ruina, sacudiendo todo el parte. Y después Orizonia, categoría basado en la fuerza de su aventador de turoperadores, cuya táctica multimarca derivaría además en una quiebra que conmocionó al Turismo español.

Y ahí, sentado a la puerta de Globalia y viendo pasar el cadáver de sus competidores, continúa hoy Pepe Hidalgo. Un empresario de raza y acto a sí mismo, que ha vericado ente no sólo el más inteligente y audaz de los propietarios de nuestras empresas líderes, sino además el más serio.

Hidalgo ha construido un categoría integrado de cierto, no una agrupación de empresas que no consolidan cuentas (como era el caso del categoría Marsans), o un conglomerado de turoperadores cuyo gran meta era dar un pelotazo bursátil (como Orizonia). Y lo ha acto utilizando al máximo sus sinergias para potenciar a su transportista (Air Europa), a su turoperador (Travelplán) y a su cadena hotelera (Be Live)… pero contando siempre con todas las agencias de viajes, también de su malla (Halcón-Ecuador).

Trabajo, audacia, perseverancia, humildad, lealtad… son algunos de los atributos de un empresario prototipo que, en un nación donde los apellidos (y los anclajes económicos y políticos) son tan importantes para tener éxito, ha construido un gran reino. Una empresa que puede presumir, con los datos en la mano, de ente el líder y, en cantidad, el primer categoría turístico español.

Pilotando una gran nave en la que ha logrado hitos tan notables como son el relevo generacional al lleno de sus cuadros directivos (mientras en otros grupos persistía la endogamia y la trámite de los de siempre), convertir en variables costes fijos haciendo franquiciados a agentes propios (cuando quienes aspiran a disputarle la supremacía se han repleto de estructura fija), ajustar sus costes (hasta llegar al hueso), y potenciar las economías de escala de sus empresas (logrando el prodigio de volver a beneficios en los tiempos que corren), alcanzar una situación de privilegio en el complicado y ruinoso transporte aéreo (frente a los más fuertes), y así hasta completar un índice de atributos, entre los que destacan la astucia y el valentía.

Un empresario self made man (hecho a sí mismo) que de haber sido yanqui (y liderar el primer parte de aquella economía, habiendo roto desde cero), sería un personaje patrio que merecería ente portada de Time y Newsweek cada año, y con el que desde el presidente Obama hasta el ulterior ciudadano querrían hacerse fotografías… Pero esto es España.

Lo fundamental es que Globalia camina con marcha resistente y que superará este año los 30 millones de euros de lucro límpio, aumentando “sustancialmente” sus ganancias este año, según estimación revelada por Hidalgo: un 6% más de ingresos, superando sus ventas los 3.200 millones de euros.

“Todas las líneas de negocio han dado un vuelco a sus resultados y ya no hay ninguna que penalice la abalorio de resultados de Globalia”, afirma Hidalgo, para concluir que “hemos superado la conflicto y estamos en la fila del crecimiento”. Unos resultados que deberían ente causa de contento para todo bien nacido. Y de los que el parte puede y debe sentirse legítimamente vanidoso. también de una muestra de fortaleza empresarial y la eficaz trámite del primer categoría turístico español: Globalia. felicitación.

Que le sea provechoso. Ese es nuestro mayor inclinación.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes