El magistrado acusa a Díaz Ferrán, familia y De cuerda de insolvencia, organización delincuente y blanqueo

El magistrado de la Audiencia patrio Eloy Velasco ha acusado al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán de la comisión de delitos de insolvencia punible, organización delincuente y blanqueo de capitales por eludir de manera fraudulenta el desembolso a los acreedores tras la quiebra de Viajes Marsans.

El juez imputa –en un auto en el que transforma las diligencias previas de la ‘operación Crucero’ en procedimiento abreviado– los mismos delitos a otras 11 gente entre las que se encuentran el empresario Angel de cuerda, su hembra Consuelo Garrido y su cuñado Teodoro Garrido, y el vástago de Díaz Ferrán, Gerardo Díaz Santamaría.

Velasco asegura que el expresidente de la CEOE decidió junto al fallecido Gonzalo Pascual “iniciar un proceso de enajenación mucho de las compañías del categoría empresarial como de los patrimonio y sociedades patrimoniales y de los patrimonio poseidos a través de éstas con el término de excluir de dichos procedimientos los activos realizables”.

Díaz Ferrán y De cuerda, que se encuentran en cárcel debajo fianzas de cinco millones de euros, fueron encarcelados el pasado 5 de diciembre junto a otros cinco miembros del entramado. Quedaron en libertad la secretaria del liquidador, Susana Mora, tras depositar una garantía de 3.000 euros, y el fiscalista Rafael Tormo tras la obligación de medidas cautelares.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes