El «milagro» de la hermana carmelita Uti en Guatemala con dinero español

En su viaje de colaboración a Guatemala, la Reina ha podido conocer de primera mano la labor que está realizando en Guatemala la hermana Uti Saéz, una carmelita de la enseñanza, nacida en El Oso (Ávila), que ha conseguido crear un oasis de paz y esperanza, porvenir Vivo se lumbre, junto a una de las zonas más deprimidas de metrópoli de Guatemala.

En una jornada agotadora, Doña Sofía recargó sus pilas emocionales en las instalaciones de porvenir Vivo, que son lo más similitud a un escuela de categoría, pero en el que además se atiende a las familias y se proporciona alimentos y deferencia sanitaria a los alumnos. Todo ello en un entorno colmado de contento y esperanza.

Con un presupuesto de 115.000 euros anuales, esta religiosa ha conseguido cambiar la vida de 250 niños guatemaltecos cuyo destino corriente, por el ambiente en el que viven, habría sido convertirse en mano de labor barata en el mercado informal local. Cuatro alumnos de la primera promoción, integrada por 16 estudiantes, están estudiando en la Universidad, con becas, y cuando terminen, «seguro que encontrarán buenos trabajos porque han sido educados en valores morales y religiosos».

La hermana Uti lleva 17 años en Guatemala, pero antes estuvo en República Dominicana, donde ya creó una escuela . Su idea, abalorio ella misma, «nació de unas profundas raíces cristianas» y de un grandioso emoción por combatir la injusticia: que unos tengan mucho y otros nada», y luchar contra la pobreza, que «es defunción y es injusticia». «Nosotras creemos en la providencia, que siempre nos pone a gente que nos echan una mano, y con el dinero que nos dieron unos españoles, comenzamos nuestro proyecto».

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes