El portavoz del Vaticano asegura que en la Iglesia «no hay una gran revolución en lo sustancial»

El Papa Francisco sigue la senda de otros pontífices sólo que pone el acento «en lo positivo, en el amor de Dios», según ha subrayado hoy Federico Lombardi, portavoz del Vaticano con los últimos tres papas. [Escucha aquí la diálogo completa en la Cadena Cope]

«En la jugo la educación de la Iglesia tiene una continuidad. Tal vez se piensa que hay una gran revolución. No hay una gran revolución en lo sustancial», ha asegurado Lombardi en los micrófonos de la Cadena Cope.

«Juan Pablo II tenía un carisma de declaración con las masas, con los jóvenes, tenía una cabida de conversación con ellas fabuloso y con sus viajes era un profesor de la humanidad, de las naciones. Daba una visión mundial grandiosa, tenía la cabida de decir a cada aldea cuál era su responsabilidad», ha recordado el portavoz de la Santa Sede antes de subrayar que «Benedicto XVI es un gran intelectual, un gran doctor de la iglesia y un maestro con cabida de explicar las ideas profundas con orden y valentía, para decir cuáles son los riesgos de la erudición de hoy. No tenía el carisma de declaración que los otros Papas pero sí un carisma de profundidad de conceptos y de contenidos que ha aportado una gran riqueza a la Iglesia».

«Y Francisco -ha añadido Lombardi- tiene la cabida de eliminar todas las distancias. Su declaración es tan directa con los fieles que todos sienten que el Papa está aquí. No hay ninguna alejamiento ni problema de declaración. Es una cuestión de habla y gestos espontáneos, algo fascinante. Es un gran don para la Iglesia tener un Papa regalo y cercano».

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes