El precio de los Grupos comerciales

Los Grupos comerciales vuelven a el cargamento. La empresa de viajes emancipado ha sufrido una triple pinza, a motivo de la cantidad de la conflicto (con un desplome del consumo en viajes sin precedentes) m谩s la presi贸n de las grandes redes (con su expansi贸n calle franquicias) y la espada de Damocles de Competencia.Este dur铆simo etapa, que tantos modelos de negocio ha cuestionado, no ha podido con los Grupos comerciales, que recuperan ahora la iniciativa con sus Convenciones anuales.

La progreso de las expectativas de fabricaci贸n (pese a que las ventas han quedado por bajo de unas reservas especialmente adelantadas), ha sido el mejor reconstituyente para los Grupos y las agencias independientes, fragmento de las cuales llegaron a creerse la falsedad de que no hab铆a lugar para unos “intermediarios”, a los que se tild贸 de “vivir a costa del proveedor”.

Los Grupos comerciales (antes “de gesti贸n”) son y ser谩n un aparato indispensable para la concentraci贸n de los agentes independientes, una fragmento fundamental para mantener la competencia en un mercado donde las grandes redes son cada d铆a mayores. Concentrar adquisici贸n (ganando as铆 fuerza negociadora), generar huella y compartir acciones de promoci贸n y marketing (manteniendo el acento en la tienda de proximidad pegada al cliente) y dise帽ar estrategias conjuntas (creando departamentos colectivos de producto e innovaci贸n, inaccesibles para los peque帽os), son activos que justifican, sino exigen, la pervivencia de los Grupos comerciales. Se trata, en cantidad, de una f贸rmula de concentraci贸n id贸nea para los agentes independientes… incluso una per铆odo previa a la integraci贸n de microempresas que, debajo marcas y estructuras comunes, podr铆an actuar como las grandes redes.

El individualismo ha sido, sin incertidumbre, el primordial impedimento para la integraci贸n de las peque帽as agencias. Pero la callo de la conflicto ha tenido un consecuencia arom谩tico para estas resistencias. Muchos peque帽os y medianos agentes de viajes, quiz谩 por ver las orejas al lobo, y alentados por el 茅xito de procesos de integraci贸n (mediante la fusi贸n de agencias en una gran empresa), est谩n en colocaci贸n de diluir su implicaci贸n y convertirse en cola de le贸n, y dejar de ente cabeza de rat贸n.

Las dos grandes opciones est谩n claras: la integraci贸n en una gran malla (mediante una franquicia) o en un categor铆a comercial (como f贸rmula para generar sinergias y poder de adquisici贸n o como el marcha anterior a una coalici贸n posterior).

Aplazada la amenaza de Competencia, que a calceta ha estado de darles el tiro de gracia a las agencias independientes (precisamente cuando m谩s d茅biles y desmotivadas estaban), los Grupos recuperan la iniciativa. Es el caso de los que cuentan con un mayor cifra de asociados, como Airmet y GEA, que preparan ya la artiller铆a para mostrar en sus Convenciones su potencia de incendio. Al id茅ntico que los Grupos m谩s “territoriales”, como Avasa.

Los proveedores saben que las agencias independientes, pese a su problema para direccionar ventas, son esenciales para no estar en manos de la gran distribuci贸n. Y el Gobierno, y en especial Competencia, debieran saber que los agentes independientes, lejos de atentar contra la voluntario competencia, son sus mejores garantes. Plantear que los Grupos son en si un mercado, al margen del residuo de las minoristas (como ha acto la CNMC) es un dislate, que ojal谩 corrija la Audiencia patrio, tras al medio planteado por un categor铆a comercial.

El parte necesita a los Grupos, porque son fianza de competencia y una f贸rmula de integraci贸n fundamental para que perviva este tela de microempresas. Y mucho la Secretar铆a de Estado como las Direcciones Generales de Turismo debieran defender (y apoyar) a los Grupos de independientes.

Que le sea provechoso. Ese es nuestro mayor inclinaci贸n.

Comentarios

Los comentarios est谩n cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes