El Príncipe invitó a cenar a Doña Letizia en DiverXO para celebrar su cumpleaños

Por la mañana, con la Brigada Paracaidista. Por la tarde sopló las velas con sus hijas. Y por la noche salió a cenar con su esposa al restaurante de moda de Madrid, DiverXO, al que le acaban de conceder las tres estrellas Michelin. Así celebró el Príncipe de Asturias el pasado jueves su 46 cumpleaños. No fue nada inventado. De acto, la noción surgió durante la visita que Don Felipe y Doña Letizia hicieron a Fitur el pasado miércoles 22 de enero. Allí coincidieron con David Muñoz, el característico cocinero y dueño de DiverXO, y le pidieron en frente de otras gente que oyeron la charla que les hiciera un hueco en el restaurante para celebrar el cumpleaños.

Durante dos horas y media, los Príncipes estuvieron disfrutando de único de los tres menús cata que ofrece el restaurante. Quienes lo han acto antes lo definen como una práctica global por la originalidad de los platos.

El embajador de JapónDon Felipe y Doña Letizia cenaron solos, mano a mano, pero el pequeño local de la vía del Pensamiento estaba atestado de comensales que les reconocieron. Entre ellos, estaba el embajador de Japón, Satoru Satoh, a quien Don Felipe había familiar veinte días antes en el palacete de la Zarzuela. El embajador había acudido a una audiencia con el Rey acompañando al ministro de Exteriores de su nación, Fumio Kishida. Como los Príncipes tienen previsto un viaje oficial a Japón en el segundo semestre del año, Don Juan Carlos quiso que el beneficiario de la Corona estuviera además regalo en el confluencia con los japonenes.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes