El viaje de las obras de Miró incumplía la normativa lusa, según Patrimonio

La rumbo corriente de bienes lusa ha confirmado que la partida hacia Londres de las obras de Joan Miró pertenecientes al Gobierno portugués para ente subastadas, incumplió la normativa vigente por cuestiones de manera, ya que la solicitud para trasladar las piezas no se hizo con bastante anticipación.

En un carné enviado al Parlamento luso, la ex responsable de bienes, Isabel Cordeiro -quien hoy mismo ha concluido su dictamen al frente de este organismo- precisa que la demanda fue realizada 20 días antes de la data en que estaba prevista la puja, cuando la ley establece un plazo mínimo de 30 días.

La solicitud fue firmada por la consorcio pública Parvalorem, propietaria oficial de los patrimonio del artista catalán, y que, según Cordeiro, sólo inició el papeleo una vez la propia rumbo corriente de bienes le advirtió de que tenía que cumplir con una sucesión de requisitos antes de comportamiento a la venta, prevista para los días 4 y 5 de febrero en la vivienda Christie’s.

En este texto, Cordeiro reveló que su sección sólo tuvo conocimiento de las intenciones de Parvalorem por la prensa a principios de enero, por lo que decidió contactar con sus responsables para informarles de las exigencias incluidas en la norma que regula la exportación de patrimonio culturales.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes