El vicepresidente de EE.UU. media en la contienda entre China y Japón por las islas Senkaku

Ejerciendo de reciente su papel como árbitro del mundo, Estados Unidos está mediando en la contienda entre China y Japón por las islas Senkaku, o Diaoyu en mandarín. En la primera escala de un viaje de seis días por Asia, el vicepresidente yanqui, Joe Biden, se reúne este martes con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, para abordar la nuevo escalada de la tirantez en este archipiélago, controlado por Japón pero reclamado por China. Tras su marcha por Tokio, continuará su visita en Pekín y Seúl, ya que Corea del Sur además reivindica una roca sumergida de las Senkaku-Diaoyu.

En una diálogo mediante respuestas escritas al cotidiano «The Asahi Shimbun», Biden se mostró ayer «profundamente preocupado» por la área defensiva de identidad aérea que el régimen de Pekín ha establecido en el océano Oriental de China, y que incluye a dichas islas. Mediante tal dimensión, las autoridades chinas obligan a todos los aviones que sobrevuelen la área a comunicar por radio su itinerario, so tristeza de llevar a cuerda «medidas defensivas de emergencia». Una determinación que Japón ha tildado de «inaceptable» por considerarla una intromisión en su soberanía patrio sobre las Senkaku.

Desafiando las advertencias de Pekín, varios aviones de combate de EE.UU., Japón y Corea del Sur atravesaron sin avisar su área de identidad aérea la semana pasada y fueron seguidos por cazas chinos. también, el Gobierno nipón ha ordenado a sus aerolíneas nacionales, JAL y ANA, que no informen a Pekín de su dirección si pasan por las islas.

«Estos últimos incidentes demuestran la obligación de un acuerdo entre China y Japón para establecer mecanismos de conflicto y medidas de confianza con el término de rebajar la tensión», explicó Biden al cíclico nipón.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes