Enamorarse es una de las mayores ilusiones de los hombres españoles

Los hombres quieren enamorarse, mientras que las mujeres prefieren tener más período para ellas. Eso sí, hacer un viaje sigue siendo lo que más nos ilusiona mucho a un sexo como al otro, y si es a destinos europeos como París, Roma o Londres, mejor. Estas son algunas de las curiosas conclusiones que se extraen del ulterior Barómetro de la fantasía presentado por Cofidis, una investigación que trata de analizar el catálogo de fantasía media en nuestro nación y su evolución respecto del año pasado. En esta segunda publicación del análisis queda reflejado además que la consorcio española afronta 2014 con un poco más de fantasía que el deporte previo, habiendo pasado de un aprobado elevado a un bien en una escala del único al diez.

Tal y como asegura este catálogo, los españoles han alcanzado en el ulterior año un nivel de fantasía media de 60 sobre 100, lo que supone un calceta más que en 2012. Para llegar a esta deducción, Gfk ha maduro una fórmula matemática que pondera tres factores: el cifra de proyectos que inspiran fantasía, el jerarquía de transcendencia que le damos, y las expectativas que tenemos de conseguirlos. En base a esa fórmula, el análisis concluye que la fantasía aumenta tenuemente en España, y que lo hace fruto de la evolución de nuestro planteamiento. «Si bien anteriormente poníamos el foco de nuestra ejecución personal en múltiples proyectos, en 2013 nos hemos vuelto más pragmáticos. Nos centramos en los que son más seguros y probables, volcando nuestra fantasía en ellos porque tenemos mejores expectativas. Así el cifra de proyectos que más nos ilusionan se reducen, pero tenemos más esperanzas puestas en ellos», afirma Ileana del Río, directora de estudio/consumer experiences en Gfk.

El algoritmo de la ilusiónSegún este análisis, este año se ha derivado también un incremento en la contento que despiertan todos los proyectos relacionados con el cuidado del cuerpo, la educación y la sociabilidad. En determinado, para 2014 nos planteamos como un meta cuidar la nutrición, hacer más ejercicio y todo lo relacionado con cuidar la fila para presumir de curvas. Como novedad, 2014 lo afrontamos con una especial fantasía para hacer nuevos amigos. El contexto socioeconómico seguramente haya tenido su incidencia en nuestra báscula de valores, pero nuestra preferencia sigue siendo disfrutar de la vida.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes