España sigue caracterizándose por una marcada estacionalidad, concentrando el 38% de los turistas en verano

España es un destino cada vez más estacional. Aunque han sido muchos los esfuerzos para corregir esta tendencia, en 2012 se acentúa la supeditación de los meses de verano. Así, el 38% de los turistas recibidos en dicho deporte, próximo de 22 millones, ha llegado entre julio y septiembre, un 4,8% más que en 2011.A pesar de las medidas llevadas a cuerda por las instituciones públicas para promover la diversificación de la proposición, el destino España incrementa su supeditación del Turismo de lsol y playa’, lo que se refleja en sus altos niveles de estacionalidad. Según los datos del Instituto de Estudios Turísticos (IET), de los 57,7 millones de turistas internacionales que llegaron a España en 2012, el 38%, es decir, próximo de 22 millones, lo hicieron en los meses de verano. Este colectivo es, a su vez, el que más se incrementa respecto a 2011, con una tarifa positiva del 4,8%.

Lo mismo ocurre con el consumo. Durante el tercer trimestre de 2012 se concentra el 39% del abonar de los visitantes procedentes del forastero (20.517,7 millones), que asciende en el cálculo global del año a 52.609,5 millones de euros. El consumo ámbito por individuo supera este trimestre a la media añal (986,1 euros frente a 965,6 euros), mientras que el cotidiano está por encima del grupo del año (108,4 euros frente a 104,9 euros).

En el primer trimestre de 2012 han acudido a España 9,2 millones de turistas internacionales, el 16% del global añal, un 2,6% más que en el mismo periodo del año previo. El consumo de estos viajeros alcanza un peso afín al de las llegadas. En el segundo trimestre se registran el 27,7% de las entradas del año (16 millones), un 3,1% más que en el mismo periodo de 2011. Mientras mucho, en estos tres meses se concentra el 26% del abonar turístico. Finalmente, en el ulterior trimestre de 2012 España ha sido el calceta de destino de 10,7 millones de viajeros, el 18,6% del global, experimentando un disminución del 1,8%. Pese a este retroceso, el consumo turístico permanece estable.

Canarias sólo recibe el 24% de sus turistas en verano

Por Comunidades autónomas, Baleares es el destino veraniego por excelencia. Entre julio y septiembre recibe más de la medio de turistas (el 53%), porcentaje cinco puntos superior al que registró en 2008. La Comunidad Valenciana además demostración una elevada estacionalidad, con un porcentaje de turistas del 40,5% en estos tres meses. Cataluña y Andalucía están por encima de la media, recibiendo en el tercer trimestre en torno al 38% de sus turistas internacionales.

En el costado opuesto está Canarias, que concentra en los meses de verano el 24% de los visitantes procedentes del forastero, mostrando un reparto más igualitario por trimestres. Lo mismo sucede en la Comunidad de Madrid, que recibe de julio a septiembre el 29% de los turistas.

Los turistas que más viajan en los meses de verano son los procedentes de Francia, Italia y imperio Unido, con porcentajes superiores al 38% del global de las llegadas del año. Respecto a 2011, destaca el avance del mercado galo, que concentra en estos meses próximo del 68% de su desarrollo añal. Por su fragmento, Italia no alcanza las cifras de 2012.

Entre el residuo de países lumbre la deferencia el alto peso de los viajes en verano en Rusia, Bélgica y los Países Bajos, donde más del 40% de los desplazamientos se realizan en estos meses. En el costado opuesto se sitúan los países nórdicos, categoría de mercados que se caracteriza por una afluencia más repartida a lo largo de todo el año.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes