Izpisúa dimitió tras el censura de Cataluña a su trámite en el Centro de fármaco Regenerativa

El Gobierno catalán, que preside y copa la mayor fragmento de los cargos en el patronato del Centro de fármaco Regenerativa de Barcelona (CMRB), ha obligado la renuncia de su director, Juan Carlos Izpisúa, al querer dar una nueva orientación a este instituto cronista. Aunque ni el propio Izpisúa ni los patronos del centro quisieron ayer aclarar del todo las razones de su paso, las diferencias acerca de su fornido sello personal y la incompatibilidad con su tarea en Estados Unidos se apuntan como detonantes de su partida.

Algunas voces en el mundo científico apuntan que la aportación del científico albaceteño no es tan vasto como se pretende y que él «iba a lo suyo», de forma que en Barcelona apenas se beneficiaban de sus investigaciones. Otro de los puntos de fricción parece ente que lideraba 18 de los 21 proyectos del CMRB.

Aunque ABC localizó ayer a Izpisúa durante un viaje a Japón,se negó a hacer declaraciones. Desde el ambiente, sin decomiso, se recuerda que hay un acuerdo firmado entre las dos instituciones en las que trabaja el CMRB y el Salk Institute de La Jolla, California, según el cual ambas compartirían todos los beneficios de patentes si los hubiera. Izpisúa, requerido por ABC, se negó en transformación a hacer declaraciones.

«El Patronato reconoce al maestro Juan Carlos Izpisúa la categoría de su tarea investigadora a la vez que expresa la obligación imperdonable de cambiar aspectos relevantes de la trámite y organización del Centro», señalaba en un comunicado el CMRB, cuyo patronato ha designado en su paraje a Ángel trazo, que venía trabajando junto a Izpisúa.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes