Kobe Bryant, el mejor obsequio para los Lakers

Los Lakers, en su estresante viaje atestado de socavones, sonríen porque ven algo de luz al desenlace del túnel. Se ilumina la senda con la estrella de Kobe Bryant, que en la madrugada de domingo para lunes (3.30 horas) reaparece después de casi ocho meses de herida, el mejor de los regalos para un conjunto que suplica por una sonrisa. Los Lakers siguen sin enderezar el dirección y a la triste adiós de la pasada período le ha sucedido un entrada anormal de la regalo, fuera de las plazas de playoffs y sin convencer en su juego.

A la espera de que asome su jugador franquicia, Pau Gasol se convierte en el varón más destacado del grupo angelino. El español, recuperado de un esguince en el tobillo derecho, y el escolta Jodie Meeks se echaron el conjunto a la espalda en el ulterior responsabilidad para derrotar a los Sacramento Kings (100-106). En los 33 minutos que estuvo en la cancha, Gasol sumó 19 puntos 6 de 15 tiros de campo y 7-7 desde la fila de personal, capturó siete rebotes, dio tres asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón. Números para reivindicarse entre las dudas y los murmullos.

De este manera, los Lakers se ponen con cómputo positivo, con diez victorias y nueve derrotas. Y ahora se agita el Staples Center porque vuelve el héroe, vuelve Bryant. La estrella del conjunto se rompió el tendón de Aquiles de la pierna izquierda el 12 de abril en un roto contra Golden State y se han cumplido los plazos que dieron los médicos. Contra los Raptors de Toronto, probará la evolución de su cuerpo mientras la afición se vuelca en las redes sociales con un épico vídeo que la organismo ha derivado para la oportunidad. La epopeya continúa.

Reinventarse a los 35

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes