La dueña de la administración de Leganés: «Ya no me muero sin dar el Gordo»

La plaza de El Salvador de Leganés se ha convertido desde las 11 de este domingo en un calceta de conmemoración para decenas de vecinos agraciados con el 62246, El obeso de Navidad. Según se han ido encontrando con sus familiares han partido en lágrimas, abrazos y alteración .

Alfonso Martínez es único de los cinco hermanos que reparten un décimo de El obeso. Estaba en el sin trabajo desde hacía ocho meses. «Veía el panorma negro para encontrar algo a mis 56 años». «Con el año tan malvado que ha sido», decía una de las hermanas, Dolores, llorando.

Los Martínez van a hacer un viaje juntos. «Eso sí, en vez de con el Imserso me permito el esplender de un hotel bueno», manifestaba Dolores con una sonrisa. Eugenio, el mayor de los hermanos confesaba que lo rebaño iría a parar a los hijos: «La mayoría tiene su labor pendiente de un hilo».

Leoncio Clavero llevaba un décimo entre cinco familias. Llora porque lleva 5 años sin labor y su hembra tampoco. Su hija y su vástago Raúl eran los únicos que metían dinero en vivienda.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes