La picaresca con la nueva tasa fija ensucia el parte del taxi en Madrid

El carné reproducido s0bre estas líneas es una imitación de lo que debería haber sido un resguardo oficial de un itinerario en taxi. Es el caso más flagrante de dominio que ayer pudimos comprobar desde ABC fingiendo ente dos turistas alemanes recién llegados a Madrid. El itinerario, que partió de la T-1 con destino a la plaza de España, comenzó mal.

El taxista, con décadas de práctica , bajó la bandera con la tasa 1, cuando debería haber iniciado su itinerario con la 4. Es decir, con la nueva tasa fija de 30 euros, al tratarse de un viaje desde el aeródromo al interno de la M-30. La demostración de la picaresca y carencia de profesionalidad del taxista no había acto más que empezar.

Durante todo el recorrido mantuvo elevado el cabida de la radio. Ni siquiera lo bajó cuando realizamos varias llamadas, hablando en todo instante en alemán. El itinerario fue suficiente largo. excesivo. Un recorrido que apenas debería haber superado los 16 kilómetros un estancia de hora, aproximadamente se extendió 10 kilómetros más una media hora.

La «vuelta» por madrid nos hizo pasar por la M-40, Mercamadrid, fragmento de la A-4, la M-30 y finalmente el centro. Nada más lejos del itinerario que debería haber efectuado. Sin decomiso, cuando el taxi se detuvo en Plaza de España, el taxímetro marcaba 29,30 euros. 70 céntimos menos que si nos hubiera aplicado la tasa fija oficial de 30 euros.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes