La UE número entre 1.500 y 2.000 el cifra de ciudadanos comunitarios que han ido a Siria a la yihad

Los Veintiocho acuerdan reforzar la colaboración para evitar que lleven a cuerda ataques terroristas a su giro BRUSELAS, 5 Dic. –

Entre 1.500 y 2.000 ciudadanos europeos o residentes en la UE han viajado a Siria a combatir al régimen del presidente Bashar al Assad, la mayoría afiliándose a grupos terroristas, y podrían ente una amenaza a su giro por su radicalización y el entrenamiento y los contactos hechos allí, según las cifras que manejan los ministros del interno de los Veintiocho.

Los ministros han pactado este jueves durante una reunión en Bruselas reforzar la colaboración para evitar que lleven a cuerda ataques terroristas a su giro y se han comprometido a explorar medidas para mejorar la prevención, el intercambio de información para detectar estos viajes a Siria y la cooperación con países de la área, en característico Turquía, Túnez y Marruecos.

Los Veintiocho seguirán estudiando la posibilidad de tipificar como infracción viajar al forastero para la yihad, tal y como ha acto ya Francia. El ministro del interno, Jorge Fernández Díaz, ha sido único de los mayores defensores de reforzar la legislación de la UE contra el terrorismo para castigar penalmente el adiestramiento inerte para actividades terroristas, según han explicado fuentes europeas.

“Por lo que se refiere a la número europea es cierto que estimamos que es más o menos entre 1.500 y 2.000″, ha explicado la ministra del interno belga, Joëlle Milquet, en una rueda de prensa conjunta con su homólogo gabacho, Manuel Valls. En el caso de Bélgica, la número está entre 100 y 150, mientras que París calcula que en la actualidad hay 180 ciudadanos franceses luchando en Siria, 80 han regresado ya, un centenar quiere ir y cernaía de 40 están en circulación.

“La mayor fragmento de estos individuos manifiestan su deseo de ir a combatir en organizaciones próximas del yihadismo” y durante su cuarto en Siria aumentan su “peligrosidad”, ha destacado Valls. A su sensatez, a su regreso es “capital mantener la custodia para evitar que utilicen su práctica en Siria para atentar contra nuestros intereses y nuestros compatriotas”.

No obstante, ha asegurado que en “que en estos momentos no constatamos amenazas directas o confesadas sobre nuestros países”.

La cuestión de los ciudadanos europeos que viajan a Siria para la yihad ya se abordó este miércoles en una reunión previa en la que participaron los principales países afectados -Francia, Bélgica, España, imperio Unido, Alemania, Dinamarca, Suecia y Holanda- y además Estados Unidos, Australia y Canadá.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes