La Unidad de Mercado generará situaciones de diferencia en el parte por la contraste normativa

El cercano 11 de marzo entrarán en vigor los últimos artículos que recoge la Ley de fianza de Unidad de Mercado, transformación normativo esperado por el empresariado turístico. No obstante, expertos consultados por NEXOTUR apuntan a la armonización de las legislaciones autonómicas como un condición indispensable para que se consiga el consecuencia deseado.El pasado 11 de diciembre entraba en vigor la Ley de fianza de Unidad de Mercado, tras su publicación en el gaceta Oficial del Estado (BOE). Sin decomiso, el denominado pasaporte uno, mediante el cual una agencia que tenga venia para operar en una Comunidad autónoma podrá hacerlo en cualquier calceta del región español, no se aplicará de manera efectiva hasta el cercano 11 de marzo.

Esto se debe a que los artículos de esta ley relativos a la efectividad patrio de las autorizaciones de una Comunidad, las nuevas responsabilidades de supervisión y los procedimiento en égida de los derechos e intereses de los operadores económicos, entrarán en vigor en felicidad data, tal y como se decidió en la Cámara Alta. A pesar de que este transformación normativo es una antigua y tenaz petición del parte Turístico, que espera que se traduzca en un “elemento revitalizante” para el tela empresarial, todo parece indicar que la contemporáneo contraste legislativa que reina en España provocará, de no corregirse, que no tenga el consecuencia deseado.

Cejo: lSería más que conveniente armonizar las normativas’

En declaraciones a NEXOTUR, el abogado de Tourism & Law y ex gerente de la coalición de Agencias de Viajes (UNAV), Alberto Cejo, explica que, “en hipótesis, si se desarrolla con la correcta colaboración de las Comunidades, la nueva normativa favorecerá al empresariado turístico, que sabrá a qué atenerse”. No obstante, reconoce que para que esto ocurra “sería más que conveniente armonizar” los requisitos que se piden en cada legislación autonómica.

“Esta ley no es más que un marco hipotético normativo y no funcionará sin el consenso y colaboración de todas las Comunidades, todo ello sin daño del decoro debido a la riqueza diferencial de cada una”, aclara. Así, indica que el meta desenlace de la Ley de fianza de Unidad de Mercado es “la equivalencia, de tal manera que se vaya armonizando toda la legislación diferente en materia turística, favoreciendo el apropiado agilidad empresarial, evitando precisamente el marasmo legislativo contemporáneo y consiguiendo incentivar al capital extranjero”.

Requisitos más duros para las agencias en algunas Comunidades

Analizando el caso determinado de las agencias de viajes, la abogada Montse Martínez Bastida explica que el cumplimiento de los requisitos contemplados en la normativa de la Comunidad donde está establecida una agencia le permitirá “ejercer la despliegue en todo el región, aunque no cumpla los requisitos impuestos por la legislación del paraje del destino, es decir, donde la despliegue económica va a desarrollarse”. A su sensatez, esta proyección de la norma de comienzo más allá de su frontera territorial “generará situaciones de diferencia entre operadores que realizan la misma despliegue en un mismo lugar”.

Martínez pone como modelo que a una empresa de viajes establecida en Andalucía le serán exigidos unos requisitos “más duros” que a una empresa de Canarias que quiera operar en esta Comunidad. Esto se debe a que la legislación canaria es “más laxa”, ya que no es esencial disponer de póliza de deber civil y requiere una fianza dos veces reducido para las mayoristas y tres veces reducido para las mayorista-minoristas.

En este significado, la abogada explica que “una normativa menos rígida para una determinada despliegue económica, que puede tener su lógica de ente en las peculiaridades propias del región en el que en comienzo ha de regir, se extendería a otro medio territorial en el que, precisamente, la especificaciones que le son propias pueden ente la motivo de la establecimiento de un régimen jurídico más riguroso”. Por mucho, entiende que “habrá que ver y como se interpreta esta disposición”.

Prioridad del Gobierno en materia turística

Aunque, por mucho, aún existen muchas interrogantes sobre este transformación normativo, el Gobierno, y más concretamente el Ministerio de Industria, potencia y Turismo, se ha propuesto armonizar un global de 253 normativas que pueden afectar a la unidad de mercado. Según reveló el propio ministro José Manuel Soria durante el recomendación Español de Turismo (Conestur), el Ejecutivo tiene deseo de aproximar la regulación de la despliegue turística, para lo que considera esencial “impulsar y liderar un proceso de coordinación interdepartamental a distintos niveles territoriales de faz a simplificar y armonizar la normativa”.

El derivación de este proceso, ya iniciado con la homogeneización de la clasificación de alojamientos rurales, proporcionaría un recargo de la competitividad del parte y permitiría a las empresas mejorar en eficacia, indica Soria. también, según ha podido saber NEXOTUR, en los próximos meses están previstas diversos encuentros entre responsables de las administraciones turísticas, incluida una mesa de directores generales de Turismo , para abordar esta cuestión.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes