Las medidas de Fernández Díaz contra la inmigración ilegal

El Ministerio del interno prevé una sucesión de mejoras en el cercado de Melilla para hacer frente a la presión migratoria que vive la metrópoli autónoma, la más elevada de los últimos años, muy afín a la registrada en el 2005 con las avalanchas.

El ministro del interno, Jorge Fernández Díaz, anunció ayer durante su viaje a la metrópoli, una sucesión de medidas que dan continuidad a lo que expresó el día previo en Ceuta;

- Instalación de una red «antitrepa» que, como su nombre indica, impide subir ante la imposibilidad de que se puedan introducir en ella los dedos para escalar. Se instalará en una longitud global de quince kilómetros -el perímetro tiene unos once-, mucho en el cercado interna como en la externa, de ahí que se alcance una prolongación de 15.000 metros, aproximadamente.

- Se van a disponer tres nuevos postes, donde se instalarán tres cámaras térmicas, y se van a retirar los flejes, unos elementos flexibles que coronan el vallado, instalados con la sirga tridimensional y que, en vez de dificultar el brinco, lo facilitan.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes