Las mentiras sobre Pearl Harbor del aviador nipón que gritó: Tora! Tora! Tora!

El caso del teniente Mitsuo Fuchida bien merece una novela, ya que este héroe de conflicto japonés, que comandaba la escuadra de aviones que atacó Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, tiene además muchos puntos oscuros aunque apasionantes, y es en buena fragmento responsable de lo que sabemos de aquel día. Pero se ha vericado que faltó a la cierto en relevantes detalles de sus memorias de los hechos. ¿Por qué? La contestación es compleja, como él, sin incertidumbre, debió serlo.

Es verdad que Mitsuo Fuchida (1902-1976) era un aviador mundano que dirigió desde el viento el ofensiva aéreo a Pearl Harbor hoy hace 72 años. Él fue, precisamente, el encargado de enviar el mensaje por radio: Tora! Tora! Tora! (Tigre, tigre, tigre, lo que significaba que habían pillado al enemigo por sorpresa). además es verdad que fue el estratega encargado de recontar los daños causados en el ofensiva a la flota estadounidense del Pacífico. De acto, Fuchida consignó en un plano dibujado a mano todos esos daños, un plano fehaciente que ayer se subastó en Nueva York por 445.000 dólares.

Un varón y sus contradiccionesPero su figura está llena de contradicciones. Siempre ha carta -y tiene publicadas varias obras sobre su implicación en la conflicto del Pacífico- que discutió violentamente (“fue una altercado amarga e iracunda”) con el almirante Cuichi Nagumo cuando volvió desde Pearl Harbor al portaviones Akagi. Según su propio narración, tenía la certeza de que el porrazo asestado a la Armada de EE.UU. no sería efectivo sin enviar una tercera oleada de aviones para destruir las inmensas provisiones de carburante que almacenaban en la isla estadounidense, y que aseguraban el sostenimiento de una flota durante el crisis en el enorme mar. Fuchida abalorio que lo pensó durante su viaje de retorno, después de sobrevolar la base para cerciorarse del desperfecto causado.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes