Los extraños compañeros de viaje del «president» Artur Mas

A pesar de sus esfuerzos económicos y diplomáticos, pues la política afuera de Artur Mas no entiende de recortes, el idea secesionista catalán abalorio con muy pocos socios. Las cartas enviadas por el dirigente nacionalista han caído en saco partido y son contados los dirigentes políticos que han dado apoyo a las ansias separatistas del presidente catalán, y desde luego, no pertenecen a potencias europeas que puedan decidir el destino de Cataluña. El ministro primordial de Gibraltar, Fabián Picardo, se ha mostrado partícipe con la motivo catalana, postura en la que tiene tanto que ver el crisis que el Peñón genera entre España y Gibraltar. A su vez, el Gobierno catalán y ERC le han agasajado en varias ocasiones.

También Lituania, a través de su primer ministro, Algirdas Butkevicius, defendió el derecho a la autodeterminación catalán y expresó su placer por el acto de que la calle catalana que tuvo paraje en la Diada se inspirara en los países bálticos. Sin decomiso, Lituania se desdijo y precisó que las palabras de su «premier» se manipularon y que no se pueden comparar ambos procesos. además el primer ministro de Letonia, Valdis Dombrovskis, avaló la emancipación de Cataluña. «Si hay una clara deseo del aldea y una clara petición por un referéndum, vale totalmente la tristeza prestar deferencia y mirar opciones sobre cómo abordarlo», dijo.

A nivel local, Artur Mas abalorio con la convivencia asociaciones de inmigrantes donde se ha inculcado la noción de que apoyar la división es sinónimo de integración y prosperidad. Así, la musulmana Watani para la Libertad y la Justicia de Lérida, no solo avala una circunstancial consulta sobre la autodeterminación de Cataluña, sino que reclama que los extranjeros puedan participar en la misma. «También tenemos derecho a decidir voluntario y democráticamente nuestro futuro», afirman con rotundidad.

Inmigrantes separatistas

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes