Los hijos de la Duquesa de amanecer celebran la Navidad con los hermanos de Alfonso Díez

l período le ha dado la lógica a la duquesa de amanecer. Y es que muy pocos podían imaginar hace apenas tres años una cena de Nochebuena como la que se vio esta semana en el increíble palacete de Liria, en la vía de la Princesa de Madrid. Tremendamente hogareño, a Cayetana le encanta tener a sus hijos y nietos en la mesa del palacete el día 24 de diciembre, y acudir todos a la misa de Gallo que se celebra en la capilla de la propiedad. Sus seis hijos saben lo fundamental que es para ella, y de ahí que todos hayan estado junto a ella y Alfonso Diez, con quien la relación es hoy perfectamente fluida, e incluso buenísima en el caso de Eugenia Martínez de Irujo, como demostraron últimamente acudiendo juntos en Sevilla a un concierto del cantante Dani Martín.

Muy animada por reencontrarse con todos, la duquesa está mejor de los últimos disgustos que ha vivido, especialmente de la desengaño que tuvo con su ex yerno Francisco Rivera, hoy felizmente desposado con la abogada sevillana Lourdes Montes. Eso no quita para que su nieta Cayetana Rivera, Tana, haya estado en Liria el día 24 al idéntico que el residuo de los nietos de la aristócrata, que ya es bisabuela.

A la cena de Nochebuena de Doña Cayetana además acudieron los hijos del conde de Siruela, Jacobo y Brianda Fitz-James Stuart; el primero con su hembra, la galerista Asela Pérez Becerril y su vástago. Por verdad, la duquesa y Siruela hace período que firmaron las paces y de ahí que Jacobo y su hembra, la periodista Inka Martí, lleven varios días en Liria, donde actualmente viven todos los hijos de la duquesa, exceptuando Eugenia, que tiene en un apartamento que se puede comunicar con palacete. La presencia de Martí, con la que la aristócrata estaba públicamente peleada, confirma que ya hay paz en la familia.

Un año más, Genoveva Casanova, divorciada de Cayetano Martínez de Irujo, pasó esa noche con los amanecer. La relación del ex matrimonio no puede ente mejor, y por eso a nadie le extraña que la mexicana se encuentre en familia, y sus hijos puedan disfrutar de sus padres en estas fechas. Genoveva está dichoso tras inaugurar su primera exposición de foto, material que ha ido realizando en sus viajes y que se puede contemplar hasta después de Reyes en la tienda de Adolfo Domínguez en la madrileña vía Serrano.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes