Los once viajeros más inspiradores del mundo

1. BOB CAREY, VIAJES POR AMOR

Los once viajeros más inspiradores del mundo

Poca personas es tan entrañable como este varón vestido con un tutú rosa. Pasea por el mundo fotografiándose desnudo en todo tipo de lugares y paisajes, pasando frío y siempre descalzo para la fotografía. Su nombre es Bob Carey y tiene un buen causa para hacerlo: cuando su hembra Linda fue diagnosticada con cáncer de pecho, decidió hacerla sonreír haciéndose fotos por Nueva York en tutú. La objeto tuvo éxito: la pareja fundó lThe Tutu Project’ y sigue recaudando fondos para mujeres enfermas.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201429/bob_carey_the_tutu_project_3675_630x.jpg Bob Carey: fotos por Nueva York en tutú y contra el cáncer

2. ANDRÉ BRUGIROUX, EL VIAJERO POR EXCELENCIA

Una lista de viajeros empedernidos no puede olvidar al lviajero más fundamental del centuria XXr; André Brugiroux. Su viaje por todo el mundo duró, ni más de menos, que 50 años de itinerario en autoestop. Así, como si nada. La tesis de la práctica de este parisino de nacimiento es clara: la arena es un solo nación, y todos formamos fragmento de ídem. Visitante de todas las fronteras y tenaz protector del behaísmo, hay un documental que explica su práctica .

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201429/andre_brugiroux_4093_630x.jpg André Brugiroux en Djakarta en los años 70

André Brugiroux (con permiso CC)

3. LAURA DEKKER: EL MUNDO DESDE EL BARCO

Los grandes viajeros empiezan jóvenes. Pero lo de esta chica de Nueva Zelanda es un poco caricaturesco. Con 14 años tomó la determinación de dar la giro al mundo en barco, y se convirtió en la individuo más joven en completar ese desafío. Un año antes ya había ido sola desde Inglaterra hasta Holanda, saltándose permisos legales que prohíben a un reducido de edad ir solo en barco. Hoy en día sigue viajando incansablemente desde el Guppy nuna embarcación que lleva paneles solares-, inspirando a todos los amantes del océano a partir hacia la peripecia.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201429/laura_dekker_en_teton_national_park_2856_630x.jpg Laura Dekker en Teton National Park

©Laura Dekker

4. MICHAEL GLAWOGGER, EL VIAJE A LO INVISIBLE

Lo suyo no es un viaje encantador, sino más bien una inicio a los submundos que nadie quiere ver. Con una rumbo artística perfecto ngracias al empleo de cámaras analógicas- este aventurero denunciaba los trabajos más inhumanos que existen, viajando incansablemente por todo el mundo con ojos de documental. Fallecido últimamente, el herencia de este cineasta queda para todos en largometrajes imprescindibles como Workingman’s Death.

5. RON FRICKE, UN MUNDO DE COLOR

En la misma fila de Glawogger, encontramos al cineasta americano Ron Fricke. Lo suyo es pura indicación antropológica. Con una cámara de 70mm diseñada por él mismo, se adentra en cualquier paraje y esquina del planeta con los ojos de un niño espectador. Su interés no tiene límites: desde sistemas de producción agrario hasta supermercados asiáticos, totalmente todo lo que pasa en el mundo puede convertirse en una práctica fascinante. ¿Sus películas indispensables? Baraka y Samsara.