Más de 400 nepalíes han muerto ya en las obras de los estadios del universal de Qatar

Más de 400 trabajadores nepalíes han muerto ya en las obras de edificación de los estadios e instalaciones que se están realizando para acoger el universal de fútbol de 2022, según un informe que prepara la ONG Comité de Coordinación para los Emigrantes Nepalíes (Pravasi Nepali Co-ordination Committee, PNCC) y al que ha tenido entrada el cotidiano ‘The Guardian’.

Las proyecciones apuntan a que unos 4.000 trabajadores habrán muerto para cuando concluyan las obras. El informe acusación las precarias condiciones de certeza de los trabajadores de la edificación, pero además acusación el tratamiento de estos inmigrantes, que deben someterse al sistema de la ‘kafala’, por el que cada laborioso está vinculado a quien lo contrata, que debe “patrocinarle”.

Además, los inmigrantes viven hacinados en alojamientos insalubres sin viento acondicionado y con sistema de alcantarillado desbordado. Algunos de estos campamentos de inmigrantes ni siquiera tienen racionamiento eléctrico ni agua ordinario.

‘The Observer’, dominical de ‘The Guardian’, relata el caso de Noka Bir Moktan, un joven de 23 años que falleció oficialmente debido a un “infarto cardíaco repentino” en octubre de 2013, aunque las fotografías del cadáver muestran que su pecho estaba hundido, consecuencia probable de los maltratos sufridos.

La familia de Moktan, habitante en el urbanizacición nepalí de Ilam, pidió a un prestamista 175.000 rupias (unos 1.300 euros) para pagar el viaje del joven hasta Qatar. El dinero debía devolverlo el empresario que patrocinó a Moktan, pero no lo ha acto, por lo que temen que el prestamista reclame ahora a las dos hermanas del joven, de 14 y 16 años, que eran fianza del préstamo. Las adolescentes podrían ente enviadas a trabajar en los burdeles de Bombay.

Casos como el de Moktan son relativamente frecuentes. El pasado mes de noviembre indulto universal publicó un informe en el que denunciaba las malas condiciones sanitarias y de seguridadpara estos trabajadores, a los que en algunos casos ni siquiera se les proporcionan cascos para trabajar en las obras. Más de un millar de trabajadores han sido ingresados por caídas en obras en el primordial hospital de Doha desde que en 2010 se designó a Qatar como sede del universal.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes