Nairobi, el Big Bang de África Oriental

Aterriza al alba en el Aeropuerto universal Jomo Kenyatta. Quizá una jirafa despistada te dé la bienvenida a la partida, cuando la carretera que lleva al centro de la metrópoli lame el Parque patrio de Nairobi. No gastes tus nervios en el desorden del centro. Tampoco salgas corriendo de safari. Nairobi puede resultar repulsivo a primera vista, pero esconde joyas que el visitante no debe pasar por elevado.

Nairobi, el Big Bang de África Oriental

Fundada en periodo colonial, Nairobi todavía conserva algunos tesoros de aquel período, como la Estación de Ferrocarril, apenas modificada desde su edificación, a principios del centuria XX. próximo de allí, la historia más nuevo asoma en el Memorial del 7 de Agosto, en el paraje en el que se encontraba la Embajada de Estados Unidos en Nairobi hasta el atentado de ese día de 1998.

Continúa por la Avenida Moi y visita el Archivo patrio para empaparte de erudición local, y prosigue después hacia el Centro universal de Conferencias Kenyatta para subir al helipuerto y contemplar la metrópoli desde las alturas. Termina el día con un concierto en la Alianza Francesa, o con música congoleña y carne a la brasa (nyama choma) en Simmers.

El urbanizacición financiero de Nairobi, sin decomiso, tiene poco que ofrecer. Los barrios ricos del norte de la metrópoli y el de Karen no han sucumbido -aún- a la salvaje burbuja inmobiliaria y es en ellos donde encontrarás un respiro verde, como en el frondoso Bosque de Karura o el Parque patrio de Nairobi. Si eres un enamorado de Memorias de África, ve a Karen y explora los antiguos dominios de la Baronesa Blixen. En ellos pueden dar de comer a jirafas o visitar un orfanato de elefantes.

Porque, aunque Nairobbery (lNai-robor) se haya rebaño a pulso la renombre de metrópoli insegura, basta un poco de significado corriente para disfrutar de sus placeres sin padecer sus jaquecas.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/parque_nacional_de_nairobi_807_630x.jpg Parque patrio de Nairobi

Corbis

LUGARES DESTACADOS

Karura Forest

El Bosque de Karura es el pulmón de Nairobi. La única prolongación verde de la metrópoli en la que se puede dejar de oír el sonido del tráfico. Puedes recorrerlo a pie o en bicicleta (que alquilan en el propio parque). Llévate algo de almuerzo y monta un picnic en el parque, échate una descanso a la penumbra en una manta maasai y adéntrate en el bosque en busca de las cataratas y las cuevas en las que se escondían de los colonos británicos los libertadores Mau Mau. Tras la emancipación de Kenia, en los años en los que la corrupción y la burbuja inmobiliaria (ahora ya consolidadas) empezaban a asomar, la nobel de la Paz Wangari Maathai luchó en Karura por que el verde siguiera siendo verde. Y ganó.

Kiambethu Farm

El pasado colonial de Kenia se degusta en lugares como la plantación de té de Kiambethu. La anfitriona, una anciana keniana blanca descendiente de británicos, ofrece un tour por la historia del té y el proceso de la infusión desde que es arrancada del arbusto hasta que aterriza en tu taza. Un comida en el espléndido jardín de la vivienda y un paseo por el bosque próximo y las plantaciones de té completan la visita. Algo más de media hora de taxi desde el centro de Nairobi (si no hay tráfico), y te parecerá que has transformado de planeta.

Parque patrio de Nairobi

¿Dormir en un hotel de una cadena estadounidense, cenar almuerzo japonesa y pasar el día en la sabana? El Parque patrio de Nairobi suele ente pasado por elevado a costa de las grandes reservas naturales, pero bien merece un rato: hazte unos bocatas y ve a comer en horario español. Aprovecha las horas del crepúsculo buscando leones y conduciendo entre antílopes, viendo rinocerontes con el centro de Nairobi de fondo y, de colofón, contemplando cómo el sol se oculta tras las colinas de Ngong.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/parque_nacional_de_nairobi_2903_630x.jpg Parque patrio de Nairobi

Corbis

Museo del Ferrocarril

La historia de Kenia y la historia del ferrocarril en África oriental difícilmente se pueden desligar. Los británicos articularon sus posesiones en la territorio con una cicatriz de hierro que une la metrópoli portuaria de Mombasa con Kampala, la capital de Uganda. Fundaron una metrópoli a partir de un campamento ferroviario en una área con agua fresca (que es lo que significa ‘Nairobi’ en maasai) y a partir de ahí, se les fue de las manos. El descabellado idea ferroviario para conectar la costa con el interno del continente le valió el sobrenombre de Lunático Express. De la hazaña de la edificación (algunos obreros acabaron en el estómago de los leones) y otras curiosidades da abalorio este museo, usado en los últimos años además como escenario de conciertos. El Lunático Express todavía circula entre Nairobi y Mombasa, desde la cercana estación, y constituye toda una práctica .

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/museo_del_ferrocarril_8299_630x.jpg Museo del Ferrocarril

Corbis

Biblioteca McMillan

Tambaleándose en la delgada fila entre la decaimiento con atractivo y la obligación de una buena mano de pintura, la Biblioteca McMillan preside el centro de Nairobi. Situada junto a la Mezquita del Viernes y con la figura del palmeriforme Centro universal de Conferencias Kenyatta en el horizonte, este edificio colonial encierra un oasis de silencio y fragancia a libros viejos. Si consigues despistar a los bibliotecarios y colarte en el apartamento de arriba, puede que te topes con una alfombra de león recibiéndote en una estancia con libros cubiertos de dos dedos de polvo. Una supuesta recuperación la habría adecentado. O no. Esto es Nairobi.

Museo de Karen Blixen

Si Memorias de África tiene la culpa de que estés en Nairobi, la casa-museo de Karen Blixen es una visita obligada. Situada, en efecto, a los pies de las colinas de Ngong, la hermosa vivienda colonial abalorio con mobiliario de la baronesa Blixen, pero es más una exposición de parafernalia de la película. No muy lejos de allí (en coche) se puede visitar la tumba de Denys Finch-Hatton. En el Museo del Ferrocarril está el tren que se usó en el filme.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/museo_de_karen_blixen_84_630x.jpg Museo de Karen Blixen

Corbis

TOP RESTAURANTES

Heladería Sno-Cream

¿Te imaginas una heladería de los años 50? ¿Y en completo centuria XXI? Lejos de la moda vintage, Sno-Cream se ha mantenido tal cual desde su abertura, en la periodo colonial. Azulejos amarillos y blancos, dibujos naïf de los productos pintados en las paredes, banquetas altas frente a la barra, posters antiguos de refrescos, y helados tradicionales elaborados con máquinas vetustas. Si único no se encontrara con el centro de Nairobi al salir del implantación (en determinado, en el intersección de las calles Koinange y Monrovia), y en su paraje estuviera un Cadillac aparcado con Betty y Marlon esperando, parecería sacado de una película yanki. El mejor antojo gastronómico en el centro de la metrópoli.

Alexandre

La mejor pastelería y bocatería de Nairobi está en el centro comercial de Yaya, en el barrio de Kilimani. Sube las escaleras a la derecha de la envase y siéntate en la terraza para evitar el bullicio de la planta caída del centro comercial. Puedes crear un bocata a tu capricho, aunque no esperes jamón serrano ni lomo. Los cruasanes de chocolate y los pasteles de nata y frutas son fabulosos. No son baratos, pero que eso no te haga echarte detrás.

Talisman

Probablemente, el mejor restaurante de Nairobi. almuerzo continental con toques exóticos en un cuidado edificio de inspiración colonial con un ancho jardín. Ubicado en el frondoso y exclusivo barrio de Karen, amuleto es una magnífico opción para comer durante el término de semana, cuando el cabida del tráfico es reducido en la capital keniana. Siéntete un aristócrata de principios del centuria XX y siéntate a la mesa en este restaurante tras visitar la cercana vivienda de la baronesa Blixen. (Conviene reservar con antelación).

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/talisman_6284_630x.jpg El restaurante en el que tienes que estar

Talisman

Purdy Arms

Olvida el trajín de Nairobi en esta taberna-restaurante inglesa en el barrio de Karen. El mejor servicio de toda la metrópoli en ámbito de unos jardines inabarcables y buenos platos occidentales y locales, que abarcan desde la hamburguesa hasta la tilapia con salsa de naranja. Se llena (y se anima mucho) siempre que hay competiciones de rugby que ver por televisión.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/purdy_arms_4983_630x.jpg Taberna-restaurante inglés con hamburguesas de llorar del gusto

Purdy Arms

Fogo Gaucho

Si eres un amante de la carne, la picanha brasileña del Fogo Gaucho no te va a decepcionar. Sobre todo porque, por un valor sujeto, puedes hartarte de ternera, cerdo, pollo, cordero y hasta cocodrilo. además de ensaladas. Lo cual, regado con las mejores caipirinhas de la metrópoli, hacen de este implantación único de los puntos de salida más apropiados antes de aventurarse en la noche nairobita.

About Thyme

Comida continental en una bonita vivienda ajardinada de Westlands. Platos originales a un valor tolerable en un ambiente impecable para una cena en pareja. Está situado a unos cientos de metros de las ruinas de lo era el centro comercial Westgate, hasta que un atentado terrorista se lo llevó por en frente en septiembre de 2013, por si necesitas apaciguar además tu hambre morboso.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/about_thyme_7902_630x.jpg Una vivienda ajardinada con cocina de 10

About Thyme

TOP HOTELES

Hotel Oakwood

Una buena opción de valor ámbito para alojarse en completo centro de Nairobi. Aspecto colonial, panelado por lleno en madera, un viejo ascensor de palanca, y un club y un restaurante para tomarse un respiro del sonido y el trajín de la capital. Desde la terraza del Oakwood y con un botellín de la cerveza local Tusker al costado, el hormigueo de los habitantes de Nairobi resulta más ameno . El restaurante sirve mucho almuerzo occidental como local. Eso sí, no esperes el esplender y el servicio de los grandes hoteles.

Sarova Stanley

Situado frente al Oakwood, el Stanley es único de los hoteles más lujosos y con más solera de la metrópoli. Es en el que se aloja tradicionalmente la aristocracia: de Ernest Hemingway a Ava Gardner, o, más últimamente, Sean Connery. entorno señorial y personal a veces excesivo servicial. El kiosko junto al hotel, además de propiedad del Stanley, es único de los pocos lugares en los que encontrar prensa internacional: cuando los clientes del hotel desechan los periódicos que han cogido en el avión, éstos vuelven a una vida reciclada en ese kiosko.

Fairview Hotel

La mejor opción para un hospedaje de esplender en el centro de Nairobi. Ubicado en un barrio protegido (por amabilidad de la cercana Embajada de Israel), el Hotel Fairview ofrece precios muy competitivos para servicios al nivel de las grandes eslabones hoteleras internacionales. Cómodo, encantador, con varios restaurantes para elegir y cuidados jardines.

The Norfolk Hotel

Fundado dos años después del Sarova Stanley, el Norfolk además está estrechamente asociado a la historia colonial de Kenia. La lista de personalidades que pasaron por él pueden ayudar a hacerse una noción de qué esperar de sus instalaciones: Winston Churchill y Theodore Roosevelt optaron por él. En un paraje de África tiene algunas escenas rodadas en él.

African Heritage House

Esta casa-museo-hotel atesora arte de todo el continente. El propietario, un estadounidense llegado a Kenia en los años setenta, creó una gran agencia de exportación de arte africano y, tras la quiebra a principios de centuria, se retiró a esta vivienda de inspiración maliense y de la costa suajili. Se pueden reservar visitas guiadas con almuerzo o cena, así como pernoctar en las originales habitaciones del edificio, con vistas al Parque patrio de Nairobi. Cada habitación y cada chapuzón son obras de arte (africano) en sí mismas.

Sankara

Nairobi pierde el aspecto hostil desde la azotea del Sankara. Los cócteles del club y la piscina (con único de los extremos suspendidos en el vacío) te harán sentir más en Europa que en lo que único suele imaginar de Kenia. Sankara se ha convertido en único de los referentes del esplender en la capital keniana, y el servicio de spa te hará hacerte una noción de por qué.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/fairview_hotel_6191_630x.jpg La mejor opción para alojarse en el centro de la ciudad

Fairview Hotel

DE COMPRAS:

Spinners Web

Esta amplia tienda concentra todo tipo de collares, cerámicas, pinturas y otros originales productos de más de 200 comerciantes. Si buscas joyería de mayor categoría a la ofrecida en los clásicos mercadillos maasai, dale una ocasión a Spinners. además venden juguetes para niños y ropa de cama y otros textiles.

Bookstop

En el segundo apartamento del centro comercial Yaya, se esconde la que muy seguramente sea la mejor librería de temática africana del continente. En los últimos años ha cuadruplicado su sitio y motivos no le carencia. Chan y acompañamiento te podrán dar una legión de títulos, busques lo que busques. Si pasas de nuevas, idéntico no es mal instante para hacerse con A Guide to the Birds of East Africa. No es una guía ornitológica, sino único de los romances más divertidos y tiernos que se han carta con Nairobi como escenario. En castellano se titula Un baile en Nairobi.

Kitengela, a 30 km de Nairobi

Aunque tiene tiendas repartidas por varios centros comerciales de Nairobi, visitar el análisis céntrico de Kitengela es algo más que ir de compras. Contemplar cómo se elaboran vasos, jarrones o bandejas de vidrio reciclado en los hornos, productos que luego ponen a la venta en el propio implantación, bien compensa el viaje. Este inédito negocio se ha acto un nombre en el mundo de la cristalería, pero además en el del arte.

Bahati

¿Moda de inspiración africana a precios asequibles? Bahati tiene a la venta bolsos y complementos pero, sobre todo, vestidos: elige una tejido, elige un diseño y en Bahati se encargan de hacértelo a dimensión en unos pocos días por tanto menos de lo que crees. Esta perdición femenina está ubicada en el interior del espacio del popular club K1, en el barrio de Parklands.

Mercado de Nairobi

Ubicado en el urbanizacición financiero de la capital keniana, este edificio art-decò con aspecto de hangar de zeppelines de la Primera conflicto universal alberga un laberinto de tiendas del que, si de la deseo de los vendedores dependiera, nunca escaparías. Baratijas de todos los colores, tamaños y precios (inflados de manera desvergonzada, pero siempre regateables), flores, fruta, y hasta carne y pescado en el pabellón aledaña. Otra opción para los clásicos recuerdos son los mercadillos maasai que los centros comerciales organizan cada término de semana.

Kuona Trust

¿Harto de los clásicos souvenirs lafricanosr? ¿Te interesa el arte local coetáneo? Kuona Trust alberga los talleres de una veintena de pintores y escultores que trabajan con cualquier material a su disposición: desde chapas de botellas a papeles de publicidad, pasando por el vidrio o la madera. Por lo corriente, se trata de personas extrovertida que no tendrá problemas en charlar con los visitantes para explicar sus trabajos. Cuentan con una tienda en la que ponen a la venta sus obras.

* Puede que además te interese…

- Uganda: el nación que vivir sin teléfono

- África de un bocado en Madrid

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201427/spinners_web_8921_630x.jpg Si buscas joyería de mayor categoría…

Spinners Web

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes