Rajoy rinde homenaje al soldado extraño en Washington

Mariano Rajoy ha preciado empezar su viaje oficial a Washington con un acción simbólico y solemne que los estadounidenses agradecen especialmente: la visita al camposanto de Arlington, donde ha rendido homenaje al Soldado extraño. Se trata del cementerio militar de Estados Unidos, que se estableció durante la conflicto de división en terrenos de Robert E. Lee, situado junto al río Potomac. [Galería: El presidente del Gobierno viaja a Estados Unidos]

Aquí están enterrados veteranos de todas las guerras (más de 250.000), desde la conflicto de la emancipación de los Estados Unidos hasta las de Afganistán e Irak. Pero además se encuentra el expresidente John F. Kennedy.

Nada más llegar al camposanto, en una gélida mañana de Washington, recibe a la representación de la prensa española el monumento a los muertos en la conflicto de Cuba, en 1898, y en determinado por la «destrucción» del Maine. El paisaje cernaía es imponente, con miles y miles de lápidas blancas iguales recorriendo las laderas verdes del camposanto, custodiado por el Tercer regimiento de Infantería.

A las 10 de la mañana, hora local, 21 salvas de honor han recibido al presidente del Gobierno de España. Ha sido nuestro Ejecutivo el que ha pedido taxativamente participar en un acción de estas características, algo que no hizo el previo presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, cuyas relaciones con Estados Unidos distaban tanto de ente buenas. Fuentes de Moncloa han explicado que ha sido un acción ceremonioso más propio del que se ahorro a los jefes de Estado que a los jefes de Gobierno.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes