Seguros: el quinto producto del agente

Es un precio en alza. La venta de seguros de viaje es único de los productos más sólidos y rentables para el factor de viajes. Y no sólo para los minoristas. Grandes transportistas, como Iberia o La compañia ferroviaria Española Renfe, tienen en la venta directa del protegido de viaje en sus web una surtidor saneada de ingresos netos.Hacer del factor de viajes un consultor en seguros de viaje (e, incluso, ir más allá en el futuro: ampliando su portfolio) es meta declarado de los aseguradores. Empezando por el líder, ERV Europea de Seguros, que no ha descuidado de crecer en el lustro más regresivo que se recuerda. Una política empresarial solvente y de renovada apuesta por el factor como gran fuerza de ventas mcon Eva Dueñas al frentem y una trámite comercial tenaz e perfecto ma cargo de Óscar Estebanm explican el éxito de ERV que, en buena fragmento, están atrás de la pujanza del protegido de viaje, como producto emergente en nuestras agencias.

El boom del protegido en este parte tiene otro protagonista, primero desde Europea y después en Intermundial, que ha convertido en táctico para las aseguradoras la hoja de la empresa en su comercialización: Manuel López. Que el protegido se convierta en el quinto producto para la abalorio de explotación de las minoristas es la fin dable que se ha tributo López, que reconoce la dicotomía de que, mientras algunas agencias ya lo han conseguido, hay otras que todavía no han tomado conciencia de la transcendencia de este producto y, sobre todo, de la importante rentabilidad que supone la venta de seguros de viaje para las agencias, especialmente ante la contemporáneo batacazo del margen.

Sin decomiso, las compañías de seguros de viaje muestran su preocupación por la propuesta de Bruselas de endurecer los requisitos para distribuir pólizas. Para Intermundial, “es único de los mayores sinsentidos de los últimos años”, mientras que ERV reconoce que “muchas agencias podrían quedarse fuera de la comercialización de seguros”.

La revisión de la Directiva 2002/92 sobre Mediación de Seguros, en la que viene trabajando desde hace más de un año la Comisión Europea, mantiene en vilo no sólo a las agencias, sino a las compañías de seguros de viajes. Estos proveedores ven con preocupación el dable endurecimiento de los requisitos para vender dichas pólizas.

Como adelantó NEXOTUR, la propuesta de Bruselas mrespaldada por numerosos Estados miembrosm, incluye obligaciones adicionales para las minoristas que distribuyan seguros de viaje, como requisitos de conocimiento, cabida y honorabilidad.

Lo que más preocupa al parte es la exigencia de un protegido de deber civil de casi 1,7 millones de euros a todas aquellas agencias que actúen como intermediarias, lo que tal y como reconoce la vicepresidenta de ECTAA, Eva Blasco, supondría “el término de la distribución” de seguros a través del agencias.

CEAV y las aseguradoras, a través de sus lobbies en Bruselas, deben trabajar para impedir que la nueva Directiva europea perjudique al parte. Y buscar fórmulas para salvar estos requisitos. En bien de todos.

Que le sea provechoso. Ese es nuestro mayor inclinación.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes