Turismo de crucifijos: trece viajes vampíricos

1. DETROIT Y TÁNGER: DOS MUNDOS PARA DOS AMANTES

Turismo de crucifijos: trece viajes vampíricos

La de Jarmusch es la última versión vampírica que nos ha llegado, y se sitúa en dos escenarios muy diferentes. Por un costado, las calles abandonadas de Detroit, ideales para que vampiros aficionados al metal puedan pasear sin ente vistos. Por el otro, las estrechas callejuelas de una metrópoli marroquí de luz leve, que crean el laberinto impecable para seguir viviendo. Dos ciudades muy diferentes que, sin decomiso, comparten un aura vampírica.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/only_lover_left_alive_5491_630x.jpg Only Lover Left Alive

D.R.

2. TRANSILVANIA: EL COMIENZO DE UN MITO

Ningún otro destino recoge la esencia vampírica como Transilvania, en Rumania. Aquí nació Vlad el Empalador, el Príncipe de Valaquia que inspiró a Bram Stoker para su novela sobre el Conde Drácula. Perderse en los densos bosques del paraje y pasear por la metrópoli de Sighi?oara nos permite conocer de próximo esta enigmática figura. además podemos visitar los castillos de Poenari, Bran y Hunyad y el cinematográfico desfiladero del Borgo.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/poenari_5748_630x.jpg Ascensión al draculiano Poenari

Corbis

3. NUEVA ORLEANS: BAILANDO CON VAMPIROS

El vampiro moderno tiene nombre propio: Lestat de Lioncourt.Este personaje creado por Anne Rice, que fue interpretado por Tom Cruise en diálogo con el vampiro, es único de los más carismáticos de la literatura vampírica. Cada 25 de octubre, la metrópoli organiza el Vampire Lestat Reunion Ball, que reúne a fans de las novelas de Rice disfrazados de personajes, música en vivo y un bazar. además se puede asistir al legendario baile Endless Night Vampire Ball.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/entrevista_con_el_vampiro_9643_630x.jpg diálogo con el vampiro

D.R.

4. FORKS: EL AMOR DE LA PUBERTAD

Los vampiros jóvenes y guapos prefieren pueblos pequeños como el de Forks, en Washington. Esta localidad pesquera se ha convertido en destino turístico desde que Stephenie Meyer escribiera aquí la leyenda atardecer. Se pueden hacer varios tours para descubrir lugares de la novela, por modelo las casas de Swan y Cullen y la comunidad La Push, o asistir a la celebración Stephenie Meyer Days, que celebra el cumpleaños de Bella, el 13 de septiembre. Si eres un fan no puedes perderte el restaurante Bella Italia, donde los amantes comen raviolis de champiñones.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/forks_9527_630x.jpg Forks, región Crepúsculo

Corbis

5. WHITBY: CONEXIÓN CON DRÁCULA

Las ruinas románticas del centuria XIII que se encuentran en este agradable aldea inglés se convirtieron en el escenario impecable para Drácula de Bram Stoker. Y la objeto ha dado para mucho: actualmente el aldea es sede del Bram Stoker Film festejo y organiza numerosos talleres literarios y rutas sobre la temática vampírica. además se puede asistir al Whitby Gothic Weekend y sentarse en el Bram Stoker Memorial Seat, un asiento con vistas sobre la metrópoli.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/whitby_215_630x.jpg El viejo camposanto de Whitby

Corbis

6. PRAGA Y SOFÍA: CEMENTERIOS DE VAMPIROS

En realidad no se encuentra en la capital de la República Checa, sino en el aldea de Celakovice. Según abalorio la epopeya, hace mil años enterraron los cuerpos de 14 gente decapitadas para evitar que se convirtieran en vampiros. En la capital de Bulgaria además encontramos algo parecido: se han destapado esqueletos de 100 gente del centuria pasado enterradas con barras de hierro en el pecho para asegurar que no volvieran de la defunción. Visita el Museo patrio de Historia en Sofía para aprender más sobre estas leyendas.

7. BERLÍN: BAILANDO CON VAMPIROS

¿Quién, sino Polanski, haría una farsa sobre los vampiros? Su mítica película El baile de los vampiros se ha convertido en Berlín en único de los musicales más famosos del Theater des Westens. El viaje a Transilvania de un maestro maestro en vampiros y su torpe ayudante, que se hacen pasar por turistas, todavía puede verse en único de los teatros con más costumbre de Alemania. Un exhibición que combina vampiros, escenas de bailes y baladas de rock.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/sofia_aqui_enterraron_supuestos_vampiros_3527_630x.jpg Sofía, aquí enterraron supuestos vampiros

Corbis

8. SHANGHÁI Y TOKIO: DISCOTECAS PARA VAMPIROS

Como siempre, de Asia vienen las propuestas más extrañas y extravagantes. En este caso, ni más ni menos que una discoteca completamente diseñada con la temática de los chupasangre, llamamiento Haven Club y situada en el puerto de Shanghái. ornamentación macabra, lámparas con manera de murciélago y cócteles de color rojo sangre completan una atmósfera asiática de lo más curiosa. En Tokyo encontramos otro, el Vampire Café, con camareros con lentillas perturbadoras y pizzas en manera de ataúd.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/shibuya_3241_630x.jpg Shibuya, muchos cuellos en un sólo calceta de Tokyo

Corbis

9. LOS ÁNGELES, EL CENTRO DEL AMOR IMPOSIBLE

Mucho antes de la aparición de la leyenda atardecer, los telespectadores ya tenían su propia historia de amor entre humanos y vampiros. Hablamos de la luchadora Buffy, que podía acabar con cualquier vampiro excepto con su amado Ángel. La sucesión se rodó en los alrededores de Los Ángeles, por modelo en la universidad UCLA en Westwood y en la vivienda Frank Lloyd Wright, que era la espléndido mansión del vampiro Angel. Pese a estar ambientada en Luisiana, en Los Ángeles además está el escenario de otra sucesión, True Blood, y de su club Fangtasia.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/los_angeles_330_630x.jpg Los Ángeles, la meca del cine vampírico (y de las series)

Corbis

10. PARÍS: LA ERUDICIóN VAMPÍRICA

No esperábamos menos de los franceses: tienen que llevar la erudición hasta el punta . En la capital de las luces se puede encontrar un Museo de los Vampiros, donde los visitantes ncon ahorro previa n pueden traspasar las cortinas rojas y descubrir todo un mundo relacionado con estas figuras de la noche. Obras de arte, libros, máscaras e incluso un banquete nocturno permiten acercarse a la erudición propia a los chupasangre. ¡E incluso se organizan debates!

11. ESTOCOLMO: LA INOCENCIA DE LOS VAMPIROS

Dirigida por Tomas Alfredson, la película sueca Déjame entrar combinación horror y romance de una forma muy sutil y perturbadora. Explica la relación entre un niño humano y su amiga vampiro en Blackeberg, un arrabal de Estocolmo. Si quieres visitar los inquietantes parajes de la cinta, no obstante, dirígete hacia Luleå, en el norte de Suecia. En este impresionante paraje de Laponia se pueden ver auroras boreales sentado desde el sofá.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/las_noches_sangrantes_de_paris_6902_630x.jpg Las noches sangrantes de París

Corbis

12. LONDRES: TOURS TEMÁTICOS DEL HORROR

En la capital inglesa encontramos diversas rutas temáticas que, en el caso de los vampiros, tiene un destino evidente: el camposanto de Highgate. Se supone que, entre 1970 y 1985, diversas gente fueron atacadas por vampiros, aunque el paraje además está relacionado con brujas y satanistas. Para descubrirlo, la itinerario más adecuada es la que organiza London Horror Tours, que además propone paseos de fantasmas el martes por la noche.

13. HANNOVER, LA METRóPOLI DEL VAMPIRO

Coetáneo a Bram Stoker, el creador de la figura literaria de Drácula, Fritz Haarmann se ganó el apelativo de ‘El Vampiro de Hannover’. Este alemán hizo realidad los designios del libro en la metrópoli del Leine al asesinar a 27 víctimas (aunque admitió ulteriormente que se trataba de unas 70) con el mismo método: mordiéndoles el cuello. Su itinerario usual todavía es visitada a día de hoy por quienes pisan Hannover: acudía a la estación de autobuses engañando a quienes llegaban a la metrópoli a buscar labor para luego matarlos en su vivienda (una buhardilla del barrio de Neustrasse) en acompañamiento de su amante, Hans Grans. El río Leine además tiene tanto que decir en esta historia, ya que El Vampiro acabó por tirar partes de sus víctimas en sus aguas… y diáfano, no todo se hunde.

* Puede que además te interese…

- Cuando el morbo mueve el turismo (parte I)

- Cuando el morbo mueve el turismo (parte II)

- Se ha carta un crimen: el turismo de los asesinos en serie

- Verdades y mentiras de los múltiples castillos de Drácula

- Transilvania sin Drácula: cambiamos los colmillos por iglesias

- 100 películas que dan ganas de viajar

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201426/cementerio_de_highgate_5189_630x.jpg camposanto de Highgate

Corbis

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes