Ultimátum de la Policía ucraniana para que los opositores cesen la queja en cinco días

En ámbito de la trepidante despliegue de Ucrania en tres frentes (Moscú, Pekín y Bruselas), el flamante jefe de Policía de Kiev, Valeri Mazán, nombrado en sustitución de quien dio la orden el pasado término de semana de disolver las manifestaciones con un protuberante cómputo de heridos,ha dado de período hasta el martes de la semana que viene para que los participantes en la revueltadesalojenla Alcaldía, la sede de los Sindicatos, en donde está instalado el cuartel corriente de la queja, y la Plaza de la emancipación, incluyendo el campamento. Deberán además retirar los piquetes de los edificios de la Presidencia, el Gobierno y el Parlamento. De lo contrario, alertó, «se adoptarán las medidas necesarias en el interior de la legalidad».

Los dirigentes ucranianos intentan dar representación de celeridad para llegar a acuerdos con Rusia, China y además ahora con la coalición Europea para paliar los problemas económicos del nación. La complicado posición financiera que atraviesa Ucrania y la supuesta proposición carente de Bruselas fue lo que, según el Gobierno de Nikolái Azárov, obligó a suspender la rúbrica del Acuerdo de Asociación con la UE y a priorizar las relaciones con Moscú.

«Nazis, extremistas y criminales no pueden ente compañeros de viaje»La aviso del jefe de Policía era lanzada mientras en Kiev, en el Centro de Exposiciones, comenzaba este jueves la reunión ministerial de la OSCE, en cuyo marco Azárov se entrevistó con el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, que estuvo el miércoles con el boxeador Vitali Klichkó, líder de UDAR, en la Plaza de la emancipación. El jefe del Gobierno ucraniano le dijo a su interlocutor germano, en referencia a las protestas, que «nazis, extremistas y criminales» no pueden se compañeros de viaje en la integración europea. En su intervención ante los asistentes a la conferencia de la OSCE, Helga Schmid, directora política del Servicio Europeo de acto afuera, solicitó a todos los partidos ucranianos que inicien un conversación apremiante. «Pido a todos los involucrados en este proceso que hagan todo lo dable para rebajar la tensión», reclamó. En la misma fila se expresaron los representantes de otros países.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes