Un cuerda reclama a égida 229.200 euros tras sufrir un incidente en un camión militar

ALMERÍA, 4 Dic. -

Un cuerda primero de la Brigada de la Legión de Viator (Almería) ha reclamado al Ministerio de égida una compensación de 229.201,91 euros tras haber sufrido un incidente de tráfico cuando viajaba como copiloto en un camión militar que, debido al estado de el asfalto, cayó por un puente en las cercanías de Guadix (Granada), lo que provocó heridas de gravedad en el reclamante.

La queja de deber patrimonial fue cursada hace unos días por el abogado Fernando Osuna, cuyo gabinete ha informado de que el cuerda primero herido cumplía órdenes de sus superiores durante ese viaje, en el que volvía a la unidad, a finales de enero de 2011.

Como consecuencia del incidente, el varón de 35 años fue trasladado en ambulancia al Hospital de Alta Resolución de Guadix (Granada) donde tras realizarle un análisis radiográfico, le confirmaron rotura de acetábulo derecho con luxación de cadera derecha; así como rotura cerrada de tobillo derecho.

Posteriormente, fue trasladado al Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada), donde permaneció ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Las lesiones ocasionadas por el incidente requirieron hasta cinco intervenciones quirúrgicas entre finales de enero y medio de marzo de 2011, con lo que recibió finalmente el alta del Servicio de Traumatología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada el 28 de marzo de 2011.

Según indica su égida, el varón prestaba servicio en el instante del incidente, de manera que “el servicio era la única lógica por la que el cuerda primero se encontraba en ese instante y en ese paraje donde se produjo el daño”.

“Se trataba de un acción propio de la vida castrense, pues cumplía las órdenes legítimas que recibía de sus superiores para el mejor desempeño del citado servicio”, han explicado en su queja, en la que adjuntan un carta del teniente coronel jefe de su unidad en el que consta el destino que ocupaba en el instante de los hechos.

Así, el amparo ha señalado que “existe relación de causa-efecto” todo lo derivado “se debe al mal estado en el que se encontraba el resistente en el instante en el que se produjeron los hechos y que ocasionaron que el camión se saliera de el asfalto y se precipitara por un puente con los daños y secuelas que toda esta posición le ha ocasionado” a su patrocinado.

La cuantía solicitada, calculada en base a la Ley sobre deber Civil y protegido de tránsito de Vehículos a Motor, se ha obtenido en su concepción total debido a las lesiones, aún no curadas y “con perspectivas claras de secuelas e incapacidades irreversibles, el desperfecto moral, el padecimiento que supone llevar casi tres años de curaciones dolorosas sin un avance sustancial para la restauración de su categoría de vida previo, el beneficio cesante al percibir que a consecuencia del incidente finaliza toda su proyección profesional, así como los importantes daños psicológicos que produce el verse incapacitado”.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes