Viaje a las entrañas de la «Tosca» del Liceu

Se trataba de un estreno por el que había expectación: el del escenógrafo Paco Azorín como director de escena. Con 150 escenografías para todo tipo de espectáculos a sus espaldas, el flamante «regista» junto director técnico del Liceu, Xavier Sagrega, guiaron a la prensa por la decorado que por estos días, y hasta el 25 de marzo, presenta el Gran Teatre de la pucciniana «Tosca», una de las óperas más populares del repertorio con la que Azorín ha mostrado sus credenciales creativas.

«Estoy muy alegría con el derivación, creo que hemos conseguido lo que queríamos ahorrando bastante», apuntó el director ante un montaje de un precio de «solo» 230.000 euros (en otros circunstancias hubiese pasado los 300.000), quien también explicó que gran fragmento del mérito por lo conseguido es del conjunto técnico del teatro, ya que también de participar dinámicamente en el crecimiento del idea, «me dieron muchas ideas que nos permitieron utilizar elementos de la infraestructura del propio Liceu y reciclar otros tantos, como el vestuario del coro, inédito de un Orfeo de Monteverdi».

Los liceístas podrán ver en junio otra de sus propuestas este curso, aunque solo como esconógrafo, en el programa doble «Il prigioniero / Suor Angelica», aunque el año cercano volverá como «regista» con «La voce in off», de Montsalvatge, y «La voix humaine», de Poulenc. «Quiero hacer ópera sostenible, sobre todo en los momentos de conflicto económica que estamos viviendo», sentencia.

Tercer reparto

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes