Viaje y cuarto en Marte, como hacerse 50.000 radiografías

Los valientes seres humanos que viajen a Marte en el porvenir tendrán que enfrentarse a múltiples impedimentos, pero único de los más peligrosos será la radiación que recibirán durante el viaje y su cuarto en el Planeta rojo, que podría aumentar seriamente sus posibilidades de sufrir cáncer. La radiación en Marte es tanto más dura que en la arena porque no existe un campo imantado total y su atmósfera es tanto más delgada que la nuestra, lo que proporciona una escasa amparo ante los rayos cósmicos y las partículas solares. El rover Curiosity de la NASA ha medido esos niveles de radiación en el cráter Gale, donde se encuentra desde su aterrizaje, desde agosto de 2012 hasta junio de 2013, y demostración una tarifa de radiación diaria de 0,67 milisievert (mSv) en ausencia de tormentas solares ni eyecciones de masa coronal. Si un astronauta pasara en esa área y en las mismas condiciones 500 días, recibiría una dosis de radiación equivalente a hacerse 15.000 radiografías (una radiografía de tórax, la más sedoso, equivale a 0,02 mSv).

Pero esto no acaba aquí. Como es coherente, a esta dosis habría que sumar la del viaje de ida de 180 días y otro de giro de otros 180 días, trayectos en los que la exposición sería considerablemente peor, ya que supondría recibir como promedio 1,8 mSV al día provenientes de la radiación ambiental del sitio interplanetario con la única amparo de el pabellón espacial. Y, de reciente, teniendo en abalorio una despliegue parcela afín y con los sistemas de propulsión actuales. En los desplazamientos, el sufrido astronauta acumularía 0,66 Sievert (Sv) y en global, teniendo en abalorio la cometido completa, volvería a vivienda con 1 Sv en su cuerpo, como si se hubiera acto unas 50.000 radiografías.

Riesgo de cáncer mortalEstudios de demografía a largo plazo han vericado que la exposición a la radiación aumenta el peligro de cáncer en el curso de la vida de una individuo. La exposición a una dosis de 1 Sv se asocia náuseas, derrota de hambre, derrota de médula ósea, daños en ganglios linfáticos, etc… Todo esto supone un recargo del 5% en el peligro de padecer un cáncer mortífero. Aunque la NASA ha establecido el recargo del peligro de cáncer mortífero en un 3% como frontera tolerable en la carrera de los astronautas que viajan a la órbita caída de la arena, como las estancias en la Estación Espacial universal (ISS), aún no ha establecido un frontera para las misiones en el sitio hondo. Según explica, está trabajando con médicos para determinar los límites adecuados para este tipo de viajes. Una cometido a Marte se proyecta a partir de 2030.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas de Viajes